la infancia (47): Dos poemas de Javier Solé

Infancia robada

guayasmin-madre-y-nino-1986

El cuerpo del recién nacido
agotado por el esfuerzo vano de sobrevivir
reposa inerte
en la mesa del forense,
ovillo dormido en el mármol.
La madre,
desde aquella noche,
donde nacer y morir se suceden
sin respiro
habla con su hijo muerto,
mujer desolada en la cuna vacía.

Niño sin infancia
que camina sin rumbo
en un paraje calcinado
próximo al parque de Pripyat
en las inmediaciones de la central.

Años más tarde,
al enfermar la madre
una sombra vela
cada noche
la agonía.

Una vez muertos
cesará el diálogo
reinará el silencio.

Ilustración: Guayasmin, “Madre y niño” (1986)

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

VIENTO

Un día desapacible
con un viento rebelde
que amenazacromos
boicotear la mañana,
en las escaleras del hospital
un niño delgado sin apenas pelo
cuenta con devota paciencia
los cromos de los futbolistas
que le restan para terminar la colección.

Me pregunto quien la concluirá
cuando el montón de cromos
devorados por el viento
vuelen como los pájaros,
o si el padre conservará
el álbum incompleto toda la eternidad.

Del libro de poemas “La casa del silencio” (ISBN 978-84-9095-522-2)

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s