poemas de amor, versos húmedos (92)

DUAL

No entiendo
tu manera
de amarme,
amor
que amas
si huyes.

Autor: Carlos Vitale

Después de las fiestas

Y cuando todo el mundo se iba
y nos quedábamos los dos
entre vasos vacíos y ceniceros sucios,

qué hermoso era saber que estabas
ahí como un remanso,
sola conmigo al borde de la noche,
y que durabas, eras más que el tiempo,

eras la que no se iba
porque una misma almohada
y una misma tibieza
iba a llamarnos otra vez
a despertar al nuevo día,
juntos, riendo, despeinados.

Autor: Julio Cortázar

Fotografía de René Groebli

La más mujer del mundo

sonríe como un cómplice
bajo el calor suelta sus animales bellos desnudos indolentes
y recorren la tierra llenándola de ansias de carne en libertad
ella prepara sus abismos
ninguno la conoce
en la mitad de la noche me despierta la oigo cómo enciende su furor
y las crepitaciones
de rostros que ella quema lentamente
contra su voluntad

Autor: Juan Gelman

Ilustración: Paul Ranson, “The Blue Room” (1891)

LAS PLAYAS DE TU CUERPO

Por qué recorrer
la costa del Mediterráneo
buscando fama, dinero y gloria
si eres tú el mar que tiembla
tu cuerpo el puerto donde fondear
y los rincones más íntimos
los ojos,
los labios,
la nuca
los pechos,
el ombligo
más abajo y más adentro
playas
donde la tristeza
descubre la ternura.

Ítaca eres tú, Penélope

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “El exilio interior” (ISBN 978-84-1304-853-6)

LECCIONES

Dímelo mirándome a los ojos, repetía.
Dímelo, así sabré que no mientes.
Pero yo siempre hablaba
al suelo de una lluvia antigua,
transparente,
limpia.
Con los años aprendimos a callar
Y a mentir de frente.

Autor: Santiago Molina Martin

Ilustración: Angeles Santos, “Retrato de María Álvarez” (1929)

Et penso perfilada.
El teu cos d’aire retalla l’estança serena
(i fosca).
Sobre una lenta nit de parpelles,
l’habitació té els teus ulls

Autor: Rodolfo del Hoyo Alfaro

Ilustración: Hippolyte Petitjean, “Jeune femme assise” (1892)

Anuncis

la infancia (71): dibujar

DIBUJAR CON PLASTIDECOR

“Así serías a los quince años.
Más alta y más esbelta, los ojos con más luz despejada,
…/…
Soñar es parte de la realidad”

(Joan Margarit, fragmento del poema “Joana”)

Una chica bien pequeña
pinta brujas y fresas
a sus padres
a su hermana
una casa grande
las nubes y la luna.

Todos los dibujos
con formas imposibles
y colores desconocidos.

El mundo
sincero sencillo tierno
de los primeros catorce años.

Autor: Javier Solé

“Et diré com series als quinze anys.
Més alta i més esvelta, els ulls més clars,
…/…
La realitat també és ell que es somia”

(Joan Margarit, fragment del poema “Joana”)

Una noia ben petita
pinta
bruixes i maduixes
als seus pares
a la seva germana
una casa gran
els núvols i la lluna.

Tots els dibuixos
amb formes impossibles
i colors desconeguts.

El món
net senzill tendre
dels primers catorze anys.

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “Las hilanderas” (ISBN 978-84-9160-877-6)

Alejandra Pizarnik versus Brooke Sheldon

“Mi sangre, mi sexo, mi sagrada manía de creerme yo, mi porvenir inmutable, mi pasado que viene, mi atrio donde muero cada noche. Oh ven, nada ni nadie lo sabrá nunca. Aun cuando yo no lo quiera ven. Aun cuando yo te odio y te abandone, ven y tómame a la fuerza.”

“Simplemente no soy de este mundo… Yo habito con frenesí la luna. No tengo miedo de morir; tengo miedo de esta tierra ajena, agresiva… No puedo pensar en cosas concretas; no me interesan. Yo no sé hablar como todos. Mis palabras son extrañas y vienen de lejos, de donde no es, de los encuentros con nadie… ¿Qué haré cuando me sumerja en mis fantásticos sueños y no pueda ascender?  Porque alguna vez va a tener que suceder. Me iré y no sabré volver. Es más, no sabré siquiera que hay un “saber volver”. No lo querré acaso.”

la infancia (70): Poema de José Manuel Gallardo

LA INFANCIA

A mí también me enseñaron a no gritar,
a no escuchar las conversaciones de los vecinos,
a cerrar bien las cortinas y, por la noche, las persianas,
a guardar el miedo dentro y no mostrar nada,
a sentir siempre para dentro.
Me mintieron
y la infancia feliz que no viví
es irrecuperable.

Autor: José Manuel Gallardo

Ilustración: Evariste Carpentier, “Playing Child”