Vall d’Inclés

El valle de Incles es uno de los parajes naturales más privilegiados de Andorra. Está situado entre los pueblos de El Tarter y Canillo, y su característica forma de u nos indica su origen glaciar. Abierto al inicio, el valle permite captar de primera mano la belleza del paisaje subalpino, y alpino a medida que nos adentramos. Pastos y bordas dispersas hasta llegar al fondo del valle, con los meandros del río en un paisaje de ensueño.
El agua incólume
discurre contumaz.

Su sonido perpetúa la vida.

Asidero de tu ocaso
el sol de su infancia.

Autor: Javier Solé

Fotografía: Esther y Laia, mayo del 2004, Vall d’Inclés (Andorra)

Anuncis

Retratos de España (147): uno de diez

“En España de cada diez cabezas nueve embisten y una piensa”

(Antonio Machado)

PERSONATGE

L’ardidesa del Cid
L’autoritarisme de Felip II
La voluntat d’imperi de Carles V
I el cul i la veu d’Isabel la Catòlica.

Autor: Joan Brossa

Ilustración: Zuloaga, “Enano Gregorio” (1908)

el aprendiz de brujo (380): préstamo e interés

carlos-saura-ninos-pidiendo-limosna-espana“Los préstamos no son mucho mejor que la mendicidad, al igual que los préstamos con intereses no son mucho mejor que robar” (Doris Lessing)

daniel-quintero-los-hermanos-quintero

Fotografía de Carlos Saura, “niños pidiendo, España años 50” e ilustración de Daniel Quintero, “Los hermanos Quintero”

Poemas de Rubén Romero

Un anciano descansa bajo un olmo.
Su mirada es serena, su cabello es escarcha.
Sus manos podrían contar la historia
de todos los hombres que antaño
vivieron. Que es de otro tiempo los jóvenes
dirán, desconocen la inmortalidad del que ama.
El banco doliente que lo sustenta
no hará objeción entre un culo y su culo.
Vendrá la lluvia y todos
pondremos nuestros sueños en barbecho.
Tan solo él sabrá que hay veces en que uno
es vencido demasiado temprano,
que el amor no da tregua
ni toma prisioneros.
Miradle y comprended
que no hay más suerte que el esperar en vano.
Y que es valiente aquel que así perece

Oiréis:
Solo se es inmortal en corazones ajenos.
Solo se muere cuando ya no se ama.

Benditos sean
los que creen en dios,
ellos aún
tienen consuelo.

Bendito sea dios,
más barato que una puta.

el vacío que has dejado
llena mis noches

pregúntale a Arquímedes.

Ilustración de Noveland Sayson

el circo ha llegado para quedarse.
la mujer barbuda te abre el corazón
mientras los trapecistas se juegan tus recuerdos.
hay un domador de los sueños que vendiste,
hay una vidente que te augura un mal pasado,
los niños roban monedas a sus padres
y preguntan por el faquir que durmió en tu sonrisa,
mientras toda la gente que un día te quiso
compra casas, planta tomates, hace que vive.
los días de lluvia el cielo es fangoso
como tu inocencia,
los leones apuestan sus cuchillos desgastados
a que no serás capaz de regresar a casa,
hay un caballo que jura
que no existe el perdón.
y tú vestido de oportunidades perdidas
pasas por la taquilla de los que han sido olvidados
y tratas de fijar tu boca vidriosa
en respuestas que ya no te conciernen.
el circo repite función los martes,
tú crees en el amor verdadero,
y mientras tratas de anclar al pecho la luna
el cielo se hace añicos en cada poema

Ilustración: Toulouse-Lautrec, “At the Cirque Fernando – Rider on a White Horse” (1888)

el niño
que ausente
un momento del juego
se ata la bota
para no tropezarse
con los cordones
no sabe
que su gesto será
un gesto inútil
no sabe
que es el próximo de la lista
interminable
que él mismo está escribiendo.

Ilustración: Antonio Berni, “Campeones de barrio”

Rubén Romero Sánchez (Madrid, 1978), poeta y novelista Ha ejercido además la crítica de cine.