la música la soledad y el silencio (179)

“Nunca rompas el silencio si no es para mejorarlo” (Beethoven)

“El que escucha música siente que su soledad, de repente, se puebla” (Browning)

julio-romero-de-torres-alegrias-1917joseph-rodefer-decamp-la-violinista-1902Ilustraciones: Julio Romero de Torres, “Alegrías” (1917) y J. Rodefer DeCamp, “la violinista” (1902)

Anuncis

doble identidad

Por la ventana enmohecida un anciano frágil escudriña el horizonte. La saliva en la barbilla se columpia hasta formar lamparones en la ropa y el calzado.

El octogenario mira el infinito con indiferencia.

No está ni sorprendido ni asustado. Ya nada puede impresionarle ni tampoco nada puede atemorizarlo.

Se superpone a esta imagen otra de un niño que se balancea furioso en una silla de mimbre. Golpea su cabeza en el respaldo. Es un gesto violento. Rezuma rabia. Dirigido contra sí mismo pero también contra quien lo observa. Se sabe espiado.

Me pregunto dónde estoy yo. Si soy alguno de esos dos sujetos; el nieto o el abuelo. O si soy ambos. Puede que exista entre el niño y el viejo un vínculo sostenido en el tiempo. O no. Puede que yo sea la bisagra entre ambos, la conjunción copulativa -o disyuntiva- entre oraciones, la traslación entre las imágenes. El fundido que las une y las separa. El negro del silencio. La oscuridad.

Autor: Javier Solé, noviembre 2017

Ilustración de Lita Cabellut

las cuatro estaciones (88): verano. Dos poemas de Karmelo C. Iribarren

INGENUO

Creí que, como el mar
una noche de verano, tu sonrisa
me invitaba a sumergirme
(únicamente
a mí)
en tus aguas
profundas.

Pero salió la luna
y vi la playa llena
de exhaustos nadadores.

VERANO

Sal
desnuda
al balcón.
Apaga
las estrellas.

Natividad Ayala versus Rosie Anne Prosser


En el meu pit
el cant del cel
bressola un àngel

 

 

 

 

En allò que es dissipa habito
En l‘intangible habites


Camino enrere
cap al lloc on respiren
les ombres

 

 

La boira suspesa entre el cel i l’enyorança
fa plorar l’ocell
quan li dic que estimo una noia morta


Textos de Natividad Ayala, del libro “El cel dins la pedra” (Papers de Versàlia, 2018)

Fotografías de Rosie Anne Prosser