la infancia (90): duerme negrito

Duerme negrito es una canción de origen desconocido pero muy popular en todo el mundo hispano. Es una nana con acordes folclóricos de Argentina, interpretada por Atahualpa Yupanqui y posteriormente versionada por diferentes artistas (Mercedes Sosa, Víctor Jara, Alfredo Zitarrosa, Daniel Viglietti, Natalia Lafourcade).

En ella nos habla de la madre que trabaja en el campo, enferma y explotada que provee el alimento para su hijo. Quien le canta esta canción al niño negro es su niñera, seguramente una mujer de color y vecina que cuida del niño mientras la madre va al cafetal a trabajar. Se trata de una canción de cuna que denuncia una realidad social de explotación, la cual es transmitida desde el sufrimiento de la madre. Es posible identificar, asimismo, la presencia de un fuerte elemento coercitivo: el negrito debe dormirse o vendrá el “diablo blanco” a comerle “la patita”. De esta forma se subraya la situación de discriminación étnica, y se instaura la amenaza de la propia vida.

Duerme, duerme, negrito
Que tu mama está en el campo negrito
Duerme, duerme, mobila
Que tu mama está en el campo, mobila

Te va traer codornices
Para ti
Te va a traer rica fruta
Para ti
Te va a traer carne de cerdo
Para ti
Te va a traer muchas cosas
Para ti

Y si el negro no se duerme
Viene el diablo blanco
Y Zas! le come la patita
Chacapumba, chacapumba, apumba, chacapumba
Duerme, duerme, negrito
Que tu mama está en el campo, Negrito

Trabajando
Trabajando duramente, trabajando sí
Trabajando e va de luto, trabajando sí
Trabajando e no le pagan, trabajando sí
Trabajando e va tosiendo, trabajando sí

Para el negrito chiquitito
Para el negrito si
Trabajando sí, trabajando sí
Duerme, duerme, negrito
Que tu mama está en el campo
Negrito, negrito, negrito.

Autor: Anónimo

Fotografía: Rommel Rojas, “tres mujeres indígenas de la comunidad misak, Colombia”

ATAHUALPA YUPANQUI:

MERCEDES SOSA:

https://www.letras.com/mercedes-sosa/37550/

VICTOR JARA:

ALFREDO ZITARROSA:

NATALIA LAFOURCADE:

la infancia (87)

EL CIELO SOBRE VILLA PERRO

Me mandaron a la calle;
que el niño no nos vea llorar,
que no levante una esquinita de la sábana
si nos despistamos un segundo.
Como si afuera la tarde no tuviera goteras.
Como si de cada nube no colgara
la rolliza manita de una niña helada.

Autor: Pedro Flores del Rosario

Ilustración: Charles Cottet, “Gens d’Ouessant veillant un enfant mort” (1899)

la infancia (88): herramientas de Satanás

“Ante tanta invasión de erotismo no es fácil mantenerse fiel tanto en el celibato como en el respeto a los niños” (Felipe Arizmendi, obispo)

“En sus sermones y homilías dominicales, henchidos de soteriología y demonología, prometen el cielo y amenazan con el infierno. Pero en la cotidianeidad, con sus actos de corrupción y depravación, espantan al cielo y hacen de la tierra un infierno anticipado. Desde el púlpito, predican la virtud y condenan el pecado. Pero en las sombras de sus madrigueras mancillan todo lo que enseñan, y practican todo lo que reprueban. La doble moral y la doble vida son las dos notas distintivas de su oscuro ethos corvino” (Federico Mare)

Ilustración: Paul Charles Chocarne Moreau, “Playing Croquet”

la infancia (86): la perinola

BOSQUE DE BUCZYNA

Espectros de la inclusa
erráticos con dreidel.

Renuevo de álamos
en el bosque de las sombras

Autor: Javier Solé

Más información:

https://www.infobae.com/sociedad/2018/04/15/el-bosque-que-esconde-el-horror-las-fosas-de-los-800-ninos-de-tarnow-asesinados-por-los-nazis/

la infancia (85)

ESCENA

– Voy a pasar lista… Este chico falta.
¿Sabéis qué le pasa?
– Ha tenido que ir a un entierro.
– También faltó ayer. ¿Qué le pasó ayer? ¿Lo sabéis?
– Se estuvo muriendo.

Autor: Carmen Jodra Davó

Ilustración: Jean-Michel Basquiat, “Riding with Death” (1988)

la infancia (84): las voces de niñez

la voz, la de esta niña
que canta sola ahí,
la del muchacho
que por la noche da gritos y repite
obsesivo hijo de puta, las voces
de los niños que juegan;
intransitiva voz, exenta
en el mundo, cuerpos autómatas
que a diario veo y que no veo, chillidos
veloces de vencejos
en el anochecer

Autor: Olvido García Valdés

Ilustración de Jules Breton

la infancia (83): la escuela

LA HORA DEL RECREO

“Tanco els ulls i penso que ets feliç”

(Anna Aguilar-Amat)

Escucho
la algarabía de los niños
a la hora del recreo.

Está abierta la ventana
para ahuyentar a la Muerte.
Te preparo el almuerzo
y exprimo zumo de naranja.

Desde que volviste del hospital
estás más triste y apagada.
Todos lo estamos.

Cocino sin pericia
macarrones gratinados

Te cubro los pies con una manta,
estás muy quieta,
no puedes darte por vencido.
Ahora no.
Hemos doblegado
-de momento-
a la enfermedad.
Y tenemos que intentar
llegar hasta el verano.

Estoy asustado.
Casi no te mueves
tus ojos no me miran
el muñeco está en el suelo.

¿y si ya hubieras muerto?
Tu respiración dibuja en la ventana
una frágil esperanza.

El aliento que derrotará al invierno.

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “El exilio interior” (ISBN 978-84-1304-853-6)

INICIO DEL CURSO ESCOLAR

Se me hace extraño
escuchar a la maestra
que nos explica cosas
del nuevo curso
pensando
mientras la oigo hablar
si era éste el pupitre
donde se sentaba Laia
pues es la misma escuela,
es la misma clase,
es la misma maestra,
pero yo no soy el mismo
ni ella repite curso.

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “La casa del silencio” (ISBN 978-84-9095-522-2)

la infancia (82)

El poder de la infancia

Era un arroyo de llano:
turbio, lento.
En sus aguas
navegaban sólo espigas.
Nos acercábamos
cruzando un páramo sin sombra,
sin camino,
sin la flor
de siempre en primavera
hasta llegar a su orilla
dibujada por el fango.
Todo en él era pobre
y sin embargo
la niñez lo convertía
en un río de los libros de Salgari.

Autor: Gabriel A. Jacovkis

Ilustración de Eero Järnefelt

Fuente original: https://paramiuncortado.wordpress.com/2019/05/11/el-poder-de-la-infancia/