ciudades y personas (VIII): L’Hospitalet Llobregat. El cementerio (III)

¿NECESITA ESCALERA, JEFE?

“Una rosa en su deshielo
deposita sobre mi frente
tu cálido beso muerto”

(Magda Robles)

Para besar a los muertos
dispuestos en las estanterías
más altas
el empleado de la municipalidad
me pregunta todas las mañanas
¿necesita escalera, jefe?
y yo le sonrío
mientras declino su ayuda
con un movimiento imperceptible
de la cabeza.

Soy bajito
pero él no sabe
que tú desciendes
todos los días
te sientas en un banco
aguardando impaciente
mi llegada.

Una mañana esperarás
en vano.

Autor: Javier Solé

Ilustración de Dima Dmitriev

Del libro de poemas “El exilio interior” (ISBN 978-84-1304-853-6)

EL SEGUNDO PELUCHE

Había
en la tumba
un ramo de flores frescas
junto a un peluche nuevo
-el segundo, uno por cada año-.

No sé
si cuando
cumplas
dieciocho
seguirán
tus amigos
depositando
muñecos.

Tampoco
estoy
seguro
si te hacen
a ti compañía
o juegan entre ellos
o rotulan
una alegría
en la amargura
de quienes
venimos
apesadumbrados
a este templo del silencio.

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “El exilio interior” (ISBN 978-84-1304-853-6)

Retratos de España (213): diario del confinamiento

LA CARRETA FANTASMA

“Todo irá bien”
¡Y una mierda! ¿Resucitáis muertos?

En la carreta fantasma
los famélicos cadáveres
recitan versos dantescos.

“Cuatro veces diez cuarenta”

Ebrio y anosmático
el cochero en el pescante
sin casa a la que volver.

Autor: Javier Solé

Fotogramas del film La carreta fantasma (Victor Sjöström, 1921)

Retratos de España (212): diario del confinamiento

OQUEDAD

Eran los muertos las sombras
y el péndulo agitaba
la amargura de los presos.
Hubiéramos podido salvarnos;
iluminar el eclipse,
quebrantar deudas y dogmas
pero silenciamos las voces,
negamos la evidencia.
Y como si nunca nada
hubiera sucedido
volvimos a la caverna.

Ver sombras y escuchar voces.

Autor: Javier Solé

Fotografía: Paseo Marítimo de Barcelona, mayo 2020

Dos poemas del libro Las hilanderas

RETRAT

“Em queda l’esperança
del teus ulls petits mirant-me
des de qualsevol racó de casa”

(Carles Cervelló, fragmento del poema “Em queda l’esperança”)

“Qué extraña se ha vuelto la existencia:
Tú sonríes en el pasado
y yo sé que vivo porque te oigo llorar”

(Antonio Gamoneda)

Hi ha a la tauleta
al costat de la finestra
una imatge teva
amb un somriure
que canvia sempre de color.

Vius sense parlar amb tots nosaltres.

Ho sé. Vols sortir
d’aquesta fotografia
donar-li un petó a la mare
ballar i riure amb la germana gran
fer-me una petita broma
i dormir llepant el nas de l’elefant.

Si jo fos Méliès…

l’aigua cau del teu retrat.

Autor: Javier Solé

EL COLOR DELS TEUS ULLS

Arribo fins a aquesta finestra
Oberta al mai serà possible
perquè em facis costat
i vesteixes
amb els colors dels teus ulls
la meva soledat

Autor: Javier Solé

ciudades y personas (II): Bilbao. Mirador de Artxanda

“Cuando la última luz de la ciudad se apague aún quedará la luna”

(Iñaki C. Nazabal)

Espero en el banco gris
del mirador el ocaso.
Que en el último convoy
regrese lo olvidado.

La niebla ciñe despacio
la soledad compartida.
Esquirlas de un destierro
invaden nuestro silencio.

Fuimos arcilla en la ría.
Trozos de tierra húmeda.

Autor: Javier Solé

Fotografía, julio 2019

Retratos de España (197): barricadas y alamedas

ROSA DE FOC

Que en la hoguera crepite
la carcoma de la floresta.

Que las pavesas alcen
luciérnagas en la ciénaga.

Que las cenizas sean
el útero de la dicha.

Que todas las barricadas
descubran las alamedas.

Autor: Javier Solé

Fotografía: Barcelona, 1909

el aprendiz de brujo (559): la memoria

FAVILA

En la mirada serena de la anciana junto al fuego arde el silencio y el rescoldo balbucea los nombres de los ausentes. También la galerna zigzaguea por el alféizar del tiempo y las pavesas crepitan el roble de los bosques y la encina de las dehesas; las risas de la infancia son ya un eco lejano. Hay un vínculo incombustible entre la parte y el todo. En la lumbre el recuerdo de todo aquello malogrado mientras despacio se desvanece la tarde y la noche predice eternos fragmentos de la memoria, con la misma certeza con la que el tronco no ignora que será leño. Tu impronta se dispersa como arena del desierto.

Autor: Javier Solé, marzo 2019

Fotografía: josé antonio salvador pascual. “lumbre y agua” (2009)

Las cuatro estaciones: Haikus de Javier y pinturas de Remedios

PRIMAVERA

Rodal plebeyo.
Retoño del melojo.
Y mayo verde.

VERANO

Noche de luna.
Campo de grillos locos.
Murga del violín.

OTOÑO

Busto desnudo.
Ágape de pigmentos.
Tapiz suicida.

INVIERNO

Hojas del fresno
inmoladas en vano
en esta muda.

Autor: Javier Solé

Ilustraciones: Remedios Varo, “Las cuatro estaciones” (1944)

la vida y la muerte (148): Poemas de Javier Solé

ANOXIA

Sueño
que alguien pronuncia mi nombre

y vuelvo a respirar.

La verja oxidada
me da la bienvenida.

Alguien pronuncia tu nombre
y el silencio responde.

La disnea clausura el sueño.

Autor: Javier Solé

Ilustración de Andrew Wyeth y Fotografía de Natia Nebieridze


A Ángel Guinda

“Entra en la muerte como quien regresa a casa”

(Fernando Pessoa)

¡Qué triste la noche!
La noche ha venido
para quedarse.

¡Qué triste el frío!
Ha venido el hielo
para quedarse.

¡Qué triste el silencio!
Ha venido y no hay
modo de acallarlo.

Noche, frío y silencio.
¡Qué cerca la vida
de su propia muerte!

Autor: Javier Solé

Fotografía de René Groebli