la infancia (77): fiesta de cumpleaños

FIESTA

Estará festejando la ciudad
tu regreso en bicicleta
envolviendo tus amigos
los regalos
de todos los cumpleaños.

Dispondremos los pasteles
en una mesa colosal.
Habrá globos y confetis.

Será la fiesta perfecta
mejor, mucho mejor,
que las de antaño.

Aquellas a las que acudías
cuando aún no habías muerto.

Autor: Javier Solé

ciudades y personas: Piera. Can Bonastre

CASA DE CAMPO DESVALIJADA

Antes del segundo verano
unos pobres han entrado
en la casa de la abuela.

Han robado
el televisor
el transistor
y unas latas de conserva.

Desde que ya no estás
no hemos vuelto
a la casa en el campo.
Falta cloro en la piscina,
no arde leña en la chimenea,
de los árboles frutales no germina nada.

Tus juguetes, tu toalla
y el secreto
que seguro escondías
en el jardín
no se lo han llevado,
según consta en el atestado de la policía.

Somos afortunados,
nos han dejado
lo más valioso.

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “Las hilanderas” (ISBN 978-84-9160-877-6)

la infancia (76): autorretrato

PERTURBACIÓN

Una niña
contempla
extasiada e intranquila
el retrato
que dibujaron
el día que murió.

No es la exactitud
con que fue pintada
ni la luz blanquecina
que su rostro ilumina
lo que la perturba,
ni siquiera
el fondo negro que domina
la composición.
Es la expresión de certeza
que preside su mirada,
dócil frente al infortunio.

La sumisión ante la Muerte
no le evitó la agonía
revive la niña
que mira el retrato.

Autor: Javier Solé

Fotografía de Gottfried Helnwein

la vida y la muerte (137): el vaso de leche

AL BORDE DEL ALBA

Algunas veces,
siempre al borde del alba
todavía con los ojos cerrados
escucha el tintineo
de la cuchara
que disuelve
el cacao
en el vaso de leche
que su vieja
preparaba
cada día
los siete días de la semana

Ahora mismo
lo esta oyendo,
los ojos
se aclimatan
a la oscuridad.

La hija
se ha dormido
mientras
remueve en la taza
las hierbas medicinales
que toma para calmar
los dolores.

Un beso tibio,
con miedo a despertarla,
cierro los ojos
sabiendo
que lo peor
está por venir
en esta negra
noche larga.

Autor: Javier Solé

Ilustración: Falgas, “vaso de leche”

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

las cuatro estaciones (112): el desdén de los veraneantes

CONTROVERSIA EN EL MAR

Confunde a los bañistas
la convulsión de los brazos.
Es la orilla un ágora
donde discuten audaces.

Calcular los riesgos.
Debatir las opciones.
Justipreciar los efectos.

Las manos de los ahogados
saludan a los turistas.

Un infortunio. Únicamente.

Autor: Javier Solé

la vida y la muerte (134): la barca de Caronte

CARONTE

En más de una ocasión preferiría
Caronte ser su propio pasajero.

Autor: Francisco José Martínez Morán

HADES

Cruzar el Aqueronte
agrietando la bruma.

Horadar la luz y la esperanza.

Colérica bagatela
del perro de tres cabezas.

Bogadura decadente.

Como hordas abatidas
en la contienda.

Autor: Javier Solé

las cuatro estaciones (111): verano

“Gota que faltaba
para naufragar”

(Carmen Maroto)

Pájaros blancos y nubes negras
en un cielo triste de verano.

Imposible ignorar
los consejos que a tu hermana podrías ofrecer
el consuelo que tus risas le brindarían
las confidencias a las que estabais predestinadas

sólo sé
que sujetar con fuerza
los muñecos
no es suficiente.

Una joven
pasea
sola
cincelando
una mañana
sin sol
con fotografías
en blanco y negro.

No hay personas en las imágenes de la artista.

Autor: Javier Solé

Fotografía de Esther Solé (2015)

Del libro de poemas “Las hilanderas” (ISBN 978-84-9160-877-6)

Retratos de España (177): los náufragos del Mediterráneo

AVECAESAR, MORITURI TE SALUTANT

A los tripulantes del Open Arms

Los náufragos
del Mediterráneo

te saludan,

Caronte.

Que tu nave
ancle
en el Edén
que los arcontes
nos negaron.

Autor: Javier Solé

Ilustraciones: Alexander Dmitrievich Litovchenko, “Lytovchenko Olexandr Kharon” (1861) y Bernard Buffet, “L’Enfer de Dante – Caronte” (1976)