ciudades y personas: L’Hospitalet de Llobregat (IV). Bellvitge

GAVIOTAS

“Son las gaviotas, amor.
Las lentas, altas gaviotas.

(Ángel González)

Cuando veo las gaviotas
en el cielo de Bellvitge,
sonrío.

Huir es una forma de regresar.

Autor: Javier Solé

Fotografía mayo 2014

Del libro de poemas Las Hilanderas (ISBN 978-84-9160-877-6)

Y Luis Pastor nos cantó: “Gaviota a volar”:

Anuncis

amores cotidianos (238): los pies fríos

PAISAJE EN EL LECHO DESPUÉS DE LA BATALLA

“Quise sentirme viva,
trabajé en el jardín
y he cortado cipreses infectados.
Llovía, como en todos los entierros.”

(Paloma Corrales, poema: “Nota: martes, 15 de febrero”)

Después
de incendiar mi cama
trajiste el silencio.
o el deshielo,
lo mismo da.

Escucho todavía ahora
por las noches
el centelleo de las brasas
en mi cuerpo calcinado.

Las cenizas revelarán
la ingravidez del mundo.

Los pies tiznados fríos.

Autor: Javier Solé

ciudades y personas: Barcelona (VIII) Mirador dels xiprers

“Si pogués enfilar-me a l’onada més alta
i amb petxines fer-lis un bressol”

(Gloria Cruz, “vestida de nit”)

Sovint
penso en tu
acomiadant les onades del mar.

En el cel
ni núvols ni estels,
la pols bruta de la ciutat.

Els pins del vessant
forts i valents
somaten enfrontat al garbí.

A prop,
l`hospital pediàtric,
herois sotmesos pel dolor.

Els xiprers
menuts
sentinelles de la utopía.

Autor: Javier Solé

Ilustración: Mirador del xiprers, abril 2017

PEQUEÑOS CIPRESES

A menudo
pienso en ti
meciendo las olas del mar.

En el cielo
ni nubes ni estrellas
el polvo sucio de la ciudad.

Los pinos en la ladera
valientes y fuertes
somaten que desafía al viento.

Muy cerca
el hospital pediátrico
héroes sometidos por el dolor.

Los cipreses
pequeños
centinelas de la utopía.

El MIRADOR DELS XIPRERS es uno de los puntos desde donde disfrutar de una de las mejores vistas de Barcelona. Mucho más desconocido que el mirador de las baterías antiaéreas del Carmelo, pero igual o más bonitas. Se encuentra en la Carretera de les Aigües, en Collserola, 

poemas de amor, versos húmedos (86)

Hacer navegables tus ojos
con el único afán de hundir
mi embarcación y perecer en ellos.

Vivir o morir sin esperanza,
como un suicida inconsciente.

Y que un día cualquiera,
al enjugar tus lágrimas,
descubras mi cadáver, flotando
en el estuario azul de tu pupila.

Autor: Fermín López Costero

NUESTRO TIEMPO

Nos parece mentira, pero sí, hubo
un tiempo sin nosotros, años y años
en los que ni siquiera fuimos sueño
de cuerpos reposando tras amarse.
Aunque jamás lo hayamos meditado,
pudo haber una vida sin nosotros.
Tú en otros brazos, yo en otra mirada,
o solos por la calle y sin buscarnos.
Aunque lo rechacemos, habrá un tiempo
sin nosotros, durmiendo nuestra muerte
sin despertar, ni besos, ni caricias.
De las miles de vidas que pudimos
haber sido, logramos el prodigio
de desayunar juntos los domingos.

Autor: Jacob Iglesias

Ilustración: Bonnard, “El mantel a cuadros rojos” (1910)

BUSCANDO LA BELLEZA EN CUALQUIER PARTE

en un bar desangelado
una tarde fría de enero
ya de noche
en la barra
dos borrachos con solera
de vinos
uno, bronco, farfullando
una historia de navajas y hombres peleando por una mujer
otro, silencioso, delgado,
sumergido en su dolor y penitencia
y dos tipos que vienen de la aceituna
bebiendo en silencio
y con cansancio
y un hombre leyendo el periódico
disimulando su soledad
y el camarero acatarrado y aburrido
y tanto frío dentro como afuera
y todo bañado por una luz tristona
de sala de espera
que empapa y que se refleja
en paredes vasos botellas personas
y en la televisión un concurso
con gente divertida graciosa feliz y guapa
y otra ronda para engañar al hoy y al mañana.
y llegas tú
sonriendo
y dices un hola alegre y contagioso
y vas a la máquina de tabaco
sacas un paquete de camel
te pegas unos pasos de baile
y te marchas con un adiós amable y seductor
y todo parece caldearse brillar
todo se vuelve suave hermoso caricia
y nos agarramos con fuerza a esa oportunidad de belleza y calor
y pedimos otra ronda
porque todavía hay una mínima esperanza
y la noche es larga y fría

Autor: José Pastor

Fuente original:

https://librosyaguardientes.blogspot.com.es/2018/01/buscando-la-belleza-en-cualquier-parte.html

EL BAR

Uno se agarra a lo que puede.
Hoy, por acariciar en la memoria tu rostro,
he venido al bar de nuestra primera cita.

Tenía el mismo turno la camarera,
y pasó; no llevando unos vasos,
portaba tu recuerdo. No supe

qué licor pedir que me emborrachara más.
Temblándome la mano, te nombré.
Pero respondió: —No nos queda de eso.

Autor: Antonio Rivero Taravillo

Ilustración: Manet, “el bar del Folies Bergere” (1882)

PUERTAS

Por el portillo entreabierto
una mujer
penetra en mi mundo.

No habla,
está desnuda.

Cuando me acerco
antes de rozarla,
la puerta. se cierra.

Luciérnaga en el zaguán
misterio vedado en el umbral.

Autor: Javier Solé

Fotografía de Josep Aguilella

ASOMBROSAMENTE BELLA ERA ELLA

Ya era bella antes de envejecer
pero ahora la suma de los días le sentaba aún mejor
y cuanto más envejecía más bella se volvía
su piel parecía incandescente
la dulzura inundaba su cara como una cascada
sus palabras eran cada vez más redondas

Era asombrosamente bella envejeciendo
todo lo que tocaba se convertía en nácar
en la cocina, cuando fregaba los platos
la vajilla de hojalata se transformaba en plata
y la plata en vajilla de oro

Bella, bella era envejeciendo
leona sin suerte sin embargo feliz.

Autor: Matei Visniec

Ilustración: Rudolf Schlichter, “Female portrait” (1933)

el suicidio (50): pájaros y cielo

PÁJARO EN EL PUENTE COLGANTE

“El vuelo incauto
de las aves
que alcanzan el abismo…”

(Magda Robles)

Puedes precipitarte poeta
al vacío desde el puente
sólo
serás

ahogado en tu tristeza

un cuerpo a la deriva.

Autor: Javier Solé

CIELO GRIS

Bajo un cielo de grises
cincelando la tragedia,
pájaros blancos
sobrevuelan
el puerto de Barcelona.

En el cementerio
junto al castillo
una estatua
mira en silencio
este déspota desorden despiadado.

Autor: Javier Solé

amores cotidianos (233): encuentros furtivos en el camposanto

SEXO Y MUERTE

Cópula en la tapia
del camposanto.
Desvelan los gemidos
a los moradores.

Tú recobras un esposo.
Yo resucito una hija.

En la necrópolis
hay occisos
anhelando
volver a vivir.

Autor: Javier Solé

Ilustración: Francis Newton Souza, “Lovers in the Park” (1961)

ciudades y personas (VII): Barcelona.

CEMENTERI DEL POBLE NOU

“Soy la sombra tras ese muro.
Oigo los gritos pero no veo a la Muerte
que se lleva a los hombres”

(Raúl Muñoz)

No esparcimos las cenizas.
El mistral te hubiera alejado del hogar.

Ni cripta ni panteón.
Somos ateos y humildes.
En la tumba
ninguna inscripción
te identifica
aunque no fuiste -no eres-
un muerto anónimo.

Nos encontraremos en una fosa.
Sin arcángel ni trompeta.
Sólo un silencio sepulcral
Y el bramido del mar.

Autor: Javier Solé

Fotografía: Edu Barbero, “Cementeri del Poble Nou”

poemas de amor, versos húmedos (83)

No parlo més
ara que sé segur
que dintre de molt poc
podré tocar-te.

Autor: Eduard Sanahuja

Ilustración: Rene Magritte, “Los días titánicos” (1928)

MORELLA

 

El frío 
acecha en esta altura,
en esta fortaleza de cegadas
piedras y ambiciones

frágil el aire,
los almendros,
inocente su aroma
a flores secas

hacia oriente, inmóvil, confiado,
el mar aguarda, estamos
junto al brocal,
el agua es un milagro
en esta cumbre
y es de miel este sol de mediodía

una foto, tú
me buscas a través
del objetivo,
yo deseo el alivio de tu cuerpo,
desnudarte

quiero la voz desnuda
en el poema.

Autor: Francisco Caro Sierra

ESTRUENDO

Nostalgia,
el pulso candente del amor y la luz
estalla en el húmedo músculo amatorio;
el diluvio comienza a florecer

su estruendo
una boca llena de olas y espuma.

Autor: Toni Aznar

Fuente original: http://taznar.blogspot.com.es/2018/01/estruendo.html

Ilustración de Alex Kanevsky

AUSENCIA PRESENTE

Tu mano
es mi mano
que sacude
con furia
el falo.

codicia tu presencia.

El semen que recorre la cama
buscando tu abrigo
llora tu ausencia
mientras
indiferente
duermes al lado en silencio

Autor: Javier Solé

Ilustración de Mary Jane Ansell

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

IMAGÍNATE

Un paquete
de Winston, tres
cafés, y no sé cuántos
folios, para decirte
en un poema
que te quiero.

Imagínate
si me metiese
con tu cuerpo.

Autor: Karmelo C. Iribarren

Ilustración: Fabian Perez, “Saba in the Sun”

Pienso en la claridad de tus cabellos…

Pienso en la claridad de tus cabellos
en la azulada línea de tus ojos
y en el espejo blanco de tu rostro
circundando de espacio y oro verde.

Pienso en el corazón que se asomaba
a la música densa de tu voz
y que se difundía en el paisaje
que sólo te podía responder.

Pienso en la soledad del mar oscuro,
en la del muro gris en que resido,
Bronwyn, y en la locura de saberte
perdida en la espiral más divergente.

Autor: Juan Eduardo Cirlot

Ilustración de Pino Daeni