la vida y la muerte (148): Poemas de Javier Solé

ANOXIA

Sueño
que alguien pronuncia mi nombre

y vuelvo a respirar.

La verja oxidada
me da la bienvenida.

Alguien pronuncia tu nombre
y el silencio responde.

La disnea clausura el sueño.

Autor: Javier Solé

Ilustración de Andrew Wyeth y Fotografía de Natia Nebieridze


A Ángel Guinda

“Entra en la muerte como quien regresa a casa”

(Fernando Pessoa)

¡Qué triste la noche!
La noche ha venido
para quedarse.

¡Qué triste el frío!
Ha venido el hielo
para quedarse.

¡Qué triste el silencio!
Ha venido y no hay
modo de acallarlo.

Noche, frío y silencio.
¡Qué cerca la vida
de su propia muerte!

Autor: Javier Solé

Fotografía de René Groebli

ciudades y personas (VII): L’Hospitalet Llobregat. La fábrica de Cosme Toda

PARAJE INDUSTRIAL

Imperturbable el solar.

Vestigio de un porvenir
que no viví.

Eclipse de la utopía
ese ocaso desnudo.

Pero la niebla,
indulgente con el pasado,
deshilacha la sombra.

Y el útero yermo es
albergue para vencejos.

Entre piedras desconchadas
aquellas bayas de la infancia,
huerta de la ciudad muerta.

Autor: Javier Solé

Fotografías de la Fábrica Cosme Toda (L’Hospitalet Llobregat), octubre 2019

La Fábrica Cosme Toda es un edificio industrial protegido como bien cultural de interés local en L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

Es una gran nave longitudinal, de planta baja y tres pisos, cubierta con tejado a dos vertientes y atravesada por tres módulos en los extremos. Las ventanas, todas rectangulares, siguen un ritmo regular.

La fábrica Cosme Toda es una de las que se crearon en L’Hospitalet el momento de la gran pujanza de la industria cerámica. El primer edificio lo construyó el maestro de obras Mariano Tomás y Barba, en 1884. Las naves más antiguas que se conservan son las que en 1923 construyó Antoni Puig y Gairalt que se encargó de la ampliación de la fábrica.

Durante un tiempo se llamó “Industrias cerámicas”. En 1937, junto con su vecina, la Cerámica Llopis, fue colectivizada y utilizada como fábrica de material de guerra. Al año siguiente, una explosión provocó un incendio que destruyó prácticamente la Cerámica Llopis pero no la Cosme Toda, que ha conservado el edificio.

Más información en:

https://www.nataliapiernas.com/patrimonio-industrial/cosme-toda-patrimonio-industrial-en-lhospitalet/

las cuatro estaciones (120): otoño. La floridura de les castanyes

TARDOR

Aquesta tardor
La llum d’una espelma
escalfant l’ànima.
El llit, el menjar, les sabatilles
Tot fora del seu lloc.
Acabant a batzegades
els deures de l’escola.
Les joguines amagades.
I la floridura
de les castanyes
al cistell.

Autor: Javier Solé

OTOÑO

Este otoño
la luz de una vela
calentando el alma.
La cama, la comida, los zapatos.
Todo fuera de su sitio.
Acabando a trompicones
Los deberes de la escuela.
Los juguetes escondidos
Y el moho
de las castañas
en el cesto.

Retratos de España (192): la princesa de la III República

NANA DE LA INFANTA LEONOR

Que la princesa no sea reina.

Que la segunda deudora de la primera.
Que la tercera se lo debe a la segunda.

Niña, no escuches a los nobles cortesanos.
No te enfrentes a la historia.

Que solo la piel sea tu atuendo,
que restituya la dinastía
el oro al Estado malbaratado.

Que cohabites con efebos de la milicia,
que tus vástagos se eduquen
en una escuela pública.

Que no mientas como miente tu padre
Que no trafiques con la muerte como el abuelo.
Que no seas beata como la abuela
Ni indolente como mamá.

Desafía las tradiciones,
que no pinten a la infanta en el cadalso.
que sea con el pueblo
enarbolando la revuelta.

Que la princesa no se quiere reina.

Que será si la eligen
Musa de la República.

Que la segunda deudora de la primera.
Que la tercera se lo debe a la segunda.

Que la tercera será definitiva.

Autor: Javier Solé

Tres poemas de pájaros

Están solos los pájaros.
Por eso tienen alas:
para irse.

Cantan como si fueran a llorar.
Recuerdan los veranos.
Predicen las tormentas.

Nos vienen a buscar algunas veces.
Y nunca nos encuentran.

Autor: Ernesto Frattarola

Fotografía de Anka Zhuravleva

Caen los pájaros
que el viento inventa
dejan de ser signos
en el aire
para ser en la tierra semillas
de sombra.

Autor: Eva Hiernaux

Fotografía: Gabriel Isak, “The One Who Couldn’t Fly Away”


MIRLO NEGRO EN ÁLAMO BLANCO

Era un mirlo negro.

A los pocos días de nacer
abandona el nido.
Con cada tempestad
el temblor de la camada.

Es este álamo blanco
hogar de los apátridas.

Autor: Javier Solé

ciudades y personas: Barcelona (X)

MARBRE

“He vingut per això: per saber dir-te adéu
i travesso rius negres que l’oblit desfermava
i vinc i et dic adéu
i en l’adéu hi ha l’encara”

(Susanna Rafart, fragment del poema “Veure’t és dir-te adéu”)

Et dic sempre
aquesta serà l’última vegada.
Però torno un altre cop,
gairebé ni et parlo,
el teu silenci en fa mal.
L’adeu avui és definitiu
o potser torni aviat.
Dia i nit lluito encara
contra l’ombra de l’oblit

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “El exilio interior” (ISBN 978-84-1304-853-6)

Ilustración: “el beso de la muerte”, escultura del cementeri Poblenou (Barcelona).

El Beso de la Muerte es una escultura de mármol, que se encuentra en el cementerio de Poblenou en Barcelona. Se cree que la escultura fue creada por Jaume Barba, aunque otros aseguran que la idea fue concebida por Joan Fontbernat.

El encargo se hizo al taller de Jaume Barba, a quien desde siempre fue adjudicada la creación de la escultura, pero dado que el maestro tenía 70 años cuando se realizó, parece más veraz la versión de que la obra fue realizada por Joan Fontbernal que era yerno del maestro y escultor más cualificado del taller, aunque la parte trasera de las costillas de la escultura que posee un realismo impactante, también es atribuida a Artemi Barba.

La escultura representa a la muerte, en forma de un esqueleto alado, plantando un beso en la frente de un hombre joven y guapo. La escultura evoca diferentes respuestas a las personas que la ven: es el éxtasis en el rostro del joven o la renuncia a la vida.

El erotismo del beso es difícil de disimular; la escultura es a la vez romántica y terrible. Atrae y repele a la vez, la necesidad de tocar combina con el deseo de huir.

La escultura se encuentra sobre la lápida del empresario textil Josep Llaudet Soler. Hacia 1930 la familia Llaudet perdió un hijo en plena juventud y quiso hacer una escultura para su tumba.

MÁRMOL

Te digo siempre que será
esta la última visita.
Pero vuelvo otra vez,
casi ni te hablo,
hiere tu silencio.
Puede sea hoy
El adiós hoy es definitivo
o quizás tal vez regrese pronto.
Día y noche enfrentado
a la sombra del Olvido.

Autor: Javier Solé

la infancia (86): la perinola

BOSQUE DE BUCZYNA

Espectros de la inclusa
erráticos con dreidel.

Renuevo de álamos
en el bosque de las sombras

Autor: Javier Solé

Más información:

https://www.infobae.com/sociedad/2018/04/15/el-bosque-que-esconde-el-horror-las-fosas-de-los-800-ninos-de-tarnow-asesinados-por-los-nazis/