Retratos de España (147): uno de diez

“En España de cada diez cabezas nueve embisten y una piensa”

(Antonio Machado)

PERSONATGE

L’ardidesa del Cid
L’autoritarisme de Felip II
La voluntat d’imperi de Carles V
I el cul i la veu d’Isabel la Catòlica.

Autor: Joan Brossa

Ilustración: Zuloaga, “Enano Gregorio” (1908)

Anuncis

Retratos de España (142): y los bárbaros arrasaron tierras fértiles

“La dictadura se presenta acorazada porque ha de vencer. La democracia se presenta desnuda porque ha de convencer”

(Antonio Gala)

“La diferencia entre una democracia y una dictadura consiste en que en la democracia puedes votar antes de obedecer las órdenes”

(C. Bukowsk)

“¿Qué esperamos agrupados en el foro?
Hoy llegan los bárbaros.
¿Por qué inactivo está el Senado
e inmóviles los senadores no legislan?
Porque hoy llegan los bárbaros.
¿Qué leyes votarán los senadores?
Cuando los bárbaros lleguen darán la ley”

(Kavafis, del poema “Esperando a los bárbaros)

Retratos de España (132): niños robados

NIÑOS ROBADOS

Alumbrar la muerte, dar vida a la nada
parturienta que teje en nueve meses
una gestación estéril
en un quirófano coronadael-archivo-general-de-la-diputacion-en-el-caso-de-los-ninos-robados

en el rostro del muchacho
que recorre la avenida
reconoce el feto inanimado
que atado a una correa
de una monja muy piadosa
con el hábito atestado de monedas
duerme en la casa del hospicio
donde unos nuevos padres
mañana y siempre
velarán sus sueños
ignorando que el hombre del saco
es quien le besa
cada mañana
en la cancela de una devota escuela.

La muerte no exonera a los culpables
tan solo prescriben con el tiempo
los indecorosos delitos perpetrados.

Autor: Javier Solé

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

Retratos de España (131): Alepo

ALEPO

alepo-01Abandona tu casa
antes del bombardeo,
no recojas los retratos
de tus muertos,
olvida la ropa
y los juguetes de tus hijos.

Sal a la calle,
descubre un refugio.
O,
simplemente,
corre
descalzo
entre los escombros.

Están televisando
tu muerte
Y buscan atletas
en Europa.

Autor: Javier Solé

Retratos de España (117): la alienación. Tres poemas de Antonio Orihuela

leyendo metro_Leah Piken8ALBOR

¿Cuánto más habrá que apretarlos
para que exploten;

Sueño y resignación,
ni odio ni rabia en las miradas.

Amanece en el metro.

Ilustración de Leah Piken
Kenton Nelson - 20

Podemos elegir el mal menor
hasta que ya no haya
nada peor que elegir,
y entonces habremos elegido
el mal absoluto.

Ilustracón de Kenton Nelson

VIDAS PARALELAS

Pascale Taurua - 19

 

La empleada de la zapatería
relata ante las cámaras
cómo el secuestrador
tiene a nueve personas retenidas
a punta de pistola

y pide para él
la pena de muerte o cadena perpetua.

Así habló la empleada
retenida a punta de veinte euros al día
en una zapatería.

Ilustración de Pascale Taurua

Retratos de España (112): barro en Idomeni

LA PUERTA DE TANHÄUSER

12799449_10153981740434819_2614502948720450185_n
“Yo he visto cosas que vosotros no creeríais. naves de ataque en llamas más allá de Orión. He visto Rayos-C brillar en la oscuridad, cerca de la puerta de Tannhäuser. Todos esos momentos se perderán en el tiempo como lágrimas en la lluvia. Es hora de morir.”

(Diálogo final del film Blade Runner, de Rydley Scott)

No son turistas en un campamento de verano,
tampoco militares durante unas maniobras.

Son despojos humanos
para el viejo continente
y en las llamas de sus ojos
se reflejan las bestias
que roerán sus huesos
cuando el guardián
que custodia la puerta de Tanhäuser
franquee el paso a Europa

Autor: Javier Solé

Retratos de España (111): los amigos de doña Letizia

“Nos conocemos, nos queremos, nos respetamos. Lo demás, merde. Un beso compi yogui”

      “Todo rey parece bueno en el exilio” (Ramón Eder)

Javier de Pedro - Familia realIlustración: Javier de Pedro, “Familia real” (2015)

Para interpretar las claves de este retrato consultar:

http://www.vanitatis.elconfidencial.com/casas-reales/2015-04-23/las-siete-claves-del-otro-retrato-de-la-familia-real-espanola_765712/

Retratos de España (108): la desconexión de Catalunya

El primer premio de comparsas del Carnaval de Cádiz, año 2016, recae en el grupo Los Cobardes:

banderas independencia

“En este sur sediento hoy parto una lanza
por tu soberanía, por tu independencia.
Te habla un andaluz asqueado de su patria;
si lo piensas, los dos somos carne de cañón.
Tú tienes tu “senyera”; yo, mi blanca y verde.
Tú tienes represión; yo tengo paro.
Tú, al golfo de Pujol; y yo, los EREs.
¡Somos tan distintos y tan iguales, al fin y al cabo!
Tú tienes a San Jorge; yo tengo dragones.
Tu nobleza es franquista, igual que la mía.
Los dos, un parlamento lleno de ladrones.
Que la pela es la pela en las autonoMidas.
Tú tienes una lengua; yo, un bendito dialecto;
pero no nos entienden desde hace siglos en el Congreso.
Los dos tenemos cuna romana,
el sol fenicio, el paso fronterizo del alma gitana.
Pan con aceite matando el hambre.
Yo, castillos de arena; y tú, castillos en el aire.
Y, aunque te pese,
aunque te duela,
te corre por las venas
mi sangre y mi jornal.
Los dos tenemos vagos, y un rey que alimentar.
Desde este sur sediento,
no es tiempo de envidias.
No te diré cobarde
si decides marcharte.
Tú siempre serás parte
de mi sagrada familia.”

Poemas del holocausto de Anna Rossell

Selección de poemas del libro “La pradera de los abedules, Auschwitz-Birkenau”, de Anna Rossell, publicado por Inverso:

V

No hi ha miralls, aquí,
però jo m’he vist els pitsOtto Dix - 40
al davant meu,
després del recompte del matí.

Eren tants i tan llargs, els pits…

Flocs de neu ens queien
als cabells. Els ulls blaus m’han mirat.
llavors, a mi, i el dit ha sentenciat
amb un lleu moviment al costat dret.

Esperem, amor meu, que jo
ja vinc.

Eren tan llargs, els pits.

No hay espejos aquí,
pero yo he visto mis pechos
delante de mí,
después del recuento de la mañana.

Eran tantos y tan largos los pechos…

Copos de nieve nos caían
sobre el pelo. Los ojos azules me han mirado
a mí, entonces, y el dedo ha sentenciado
con un leve movimiento a la derecha.

Espérame, amor mío, que ya voy.

Eran tan largos los pechos.

Ilustración de Otto Dix

XI

Nussbaum - Prisioner (1940)

Deu ser que un llibre guarda un món
prohibit, que ens pot fer recordar que érem humans,
deu ser per això que estan vetats,
aquí. Però avui ha vingut un nou reclús al barracó, m’ha dit
el nom, i abans d’adormir-se l’he sentir xiuxiuejar
un poema.

Com un prec.

Será que un libro alberga un mundo
prohibido, que nos puede recordar que fuimos humanos,
será por eso que aquí están prohibidos.
Pero hoy ha venido un recluso nuevo al barracón, me ha dicho
el nombre, y antes de dormirse le he oído susurrar
un poema.

Como un rezo.

Ilustración: Nussbaum, “Prisioner” (1940)

XXVI

Vela Zanetti - Barracones (1950)

Hi ha una dona que no es mou,
al jaç. Té la mirada fixa
a la paret i un floc de cabell llarg
i greixós damunt dels llavis entreoberts.
Sembla que respira subtilment, encara,

però ja és morta.

Hay una mujer que no se mueve
en el camastro. Tiene la mirada fija
en la pared y un mechón de pelo largo
y grasiento sobre el labio entreabierto.
Parece que respira sutilmente aún,

pero ya está muerta.

Ilustración: Vela Zanetti, “Barracones” (1950)

XXX

Nussbaum - The Damned (1944)

Hi anaven nus, ben nus;
roba i sabates
tenien ja un amo diferent
per algun temps.

Hi anaves nu, ben nu;
roba i sabates
tenien ja un amo diferent
per algun temps.

Hi anàvem nus, ben nus;
roba i sabates
tenien ja un amo diferent
per algun temps.

Per algun temps.

Iban desnudos, totalmente desnudos;
ropa y zapatos
tenían ya un amo diferente
por algún tiempo.

Ibas desnudo, totalmente desnudo;
ropa y zapatos
tenían ya un amo diferente
por algún tiempo.

Íbamos desnudos, totalmente desnudos;
ropa y zapatos
tenían ya un amo diferente
por algún tiempo.

Por algún tiempo.

Ilustración: Nussbaum, “The Damned” (1944)

XXXII

Què queda ja de mi en aquesta pell
exposada a tots els ulls i a tota la impietat;
els homes de la mort m’hanHelga Weissova. Último dibujo de su serie, realizado a la salida de Terezín en 1945.
despullat, m’han assotat els pits,
m’han profanat, m’han implantat el virus
de l’avern, m’han clivellat el cos, i ja no sóc
sinó aquest dos cinc sis set tres a l’avantbraç.

Què queda ja de mi en aquestes mans
que un dia acaronaren un nadó,
què queda d’aquells pits, què d’aquell
ventre beneït.

Ossos i pell per reciclar.

Vint i cinc sis-cents setanta-tres.

Qué queda ya de mí bajo esta piel
expuesta a todos los ojos y a toda la impiedad;
los hombres de la muerte me han
desnudado, me han implantado el virus
del averno, han arrancado de mi vientre el fruto
más preciado, me han agrietado el cuerpo, y ya no soy
sino este dos cinco seis siete tres en mi antebrazo.

Qué queda ya de mí en las manos
que un día acariciaron a un pequeño,
que queda de aquellos pechos, qué de aquel
vientre bendecido.

Huesos y piel para reciclar.

Veinticinco mil seiscientos setenta y tres.

Ilustración de Helga Weissova. Último dibujo de su serie, realizado a la salida de Terezín (1945)