el aprendiz de brujo (476): la belleza

Imagina la palma de una mano
que no tuviera líneas,

eso es el desierto:

la belleza
de aquello que nos falta.

Autor: José M. Rodríguez

Anuncis

el aprendiz de brujo (472): emigrantes y exiliados

Canción del emigrado
En ciudades ajenas venimos al mundo
y las llamamos patria, mas breve es
el tiempo concedido para admirar sus muros y sus torres.
Caminamos de este a oeste, ante nosotros rueda
el gran aro del sol
ardiente, a través del cual, como en el circo,
salta ágilmente un león domado. En ciudades extrañas
contemplamos las obras de viejos maestros
y, sin asombro, en añejos cuadros vemos
nuestros propios rostros. Habíamos existido
antes, e incluso conocíamos el sufrimiento,
nos faltaban tan sólo las palabras. En la iglesia
ortodoxa de París los últimos rusos blancos,
encanecidos, rezan a Dios, varios lustros
más joven que ellos y, como ellos,
impotente. En ciudades ajenas
permaneceremos, como los árboles, como las piedras.

Autor: Adam Zagajewski

Ilustración de Jacob Lawrence

En las voces del exilio nunca es temprano

la luz viste de prestado
como prestada es la ciudad
que me acoge de reojo

oigo un idioma tibio en mi boca
destrenzado
qué poco me parezco

de lo que fue mi casa
ya sólo quedan las llaves

Autor: Fernando Gutiérrez