poemas de amor, versos húmedos (73)


Fotografía de Marta Bevacqua

En el cuarto amarillo
los amaneceres encienden las palabras.
Qué importa lo que duren, si prenden rápido,
si se tiñe la cama de reflejos de plata, azul, rojo,
naranja, si no suena otra cosa, si los miedos
se escapan y florecen
las quemaduras de la sábana.
Las palabras se afilan
con fuego de palabras.
Los amantes ensayan.

Autor: Vanessa Pérez-Sauquillo

Ilustración: George Tooker, “noche” (1963)

Poema V

En la alta madrugada
tus pezones oscuros.
El deseo abisal y sus ajorcas
bajo una luz de templos con cúpulas azules.

Nada más que la piel
en un ardor de abril y tamarindos.
Nada más que la piel,
su liturgia de helechos.

Autor: Verónica Aranda

Fuente original:

http://veronicaaranda.blogspot.com.es/2017/04/poema-con-ilustracion.html

Anda ven y bésame,
salva este corazón que…
se
me
ahoga
en
la
boca.

Autor: Teresa Torres

Ilustración de Daniel Bolling Walsh

Aquella noche

La noche en que nos conocimos
yo empecé a perder
La cerilla explotó
y me quemó los dedos
manché mi blusa con el vino
Olvidé por completo el nombre
del mes y del día

Tanta turbacióm
sólo podía ser la prueba
de un deseo muy grande

tan grande
que ni tú misma
podías satisfacer.

Autor: Cristina Peri Rossi

Ilustración de Thomas Ehretsmann

De cada beso tuyo
tengo un recuerdo imborrable.
De cuando no me besaste,
también.

Autor: Emma Fondevila García

Anuncis

poemas de amor, versos húmedos (72)

Nunca me dijiste tu nombre:
Llovía en los metros
y Barcelona era una mujer desnuda.

Nunca me dijiste tu nombre:
sólo quedó en mí
el olor volátil de tu cuerpo,
la terquedad de tu mirada,
la oscuridad de tus huesos,
la sonrisa libre en tu cara,
el ruido de tu bici en el agua”

Autor: Princesa Inca (Cristina Martín)

Ilustración: Lita Cabellut, “Coco -The Testimony of Black and White”

Te sé detenido en mis bordes pulsando la penumbra.
Hay frío y las ideas se quiebran como cáscaras.
Entra pronto y cobíjame.

Autor: María Inmaculada Barrios

Fotografía de Berta Vicente Salas

AMOR 1.1

Si un día
el ángel del amor
llamase a
mi puerta
bajaría las persianas
y me haría un ovillo
en el centro del salón
desnuda,
esperándolo
en lo más oscuro,
en lo más helado,
para que él
me encontrase
allí,
redonda,
entumecida
indefensa,
para que él
me incubase
en el nido
de su amor.

AMOR 1.2 (veinte años después)

Si un día
el ángel del amor
volviese a llamar a
mi puerta
lo invitaría a
pasar al salón,
le pondría unas aceitunas
y una cerveza
y cuando estuviese bien
cómodo (los pequeños
pies sobre el asiento)
y comenzase a parlotear
sobre lo bien que se
vive en la tierra
me arrojaría sobre
él (vuelo de plumas,
un par de rizos
rubios deshechos
sobre el sofá),
lo metería en el horno
hasta dorarlo
y luego me comería
hasta la última pluma
hasta el último
blanquísimo
diente.

Autor: Begoña Paz

Fotografías de Erwin Olaf

Amémonos

 

Bajo las alas rosa de este laurel florido,
amémonos. El viejo y eterno lampadario
de la luna ha encendido su fulgor milenario
y este rincón de hierba tiene calor de nido.

Amémonos. Acaso haya un fauno escondido
junto al tronco del dulce laurel hospitalario
y llore al encontrarse sin amor, solitario,
mirando nuestro idilio frente al prado dormido.

Amémonos. La noche clara, aromosa y mística
tiene no sé qué suave dulzura cabalística.
Somos grandes y solos sobre el haz de los campos

y se aman las luciérnagas entre nuestros cabellos,
con estremecimientos breves como destellos
de vagas esmeraldas y extraños crisolampos.

Autor: Juana Ibarbourou

Ilustración: Yoshiro Tachibana, “Mujer salvaje”

Los miedos llegan y avanzan
desmoronándolo todo.
Los tuyos, los míos,
nunca descansan,
nunca se rinden.
Y mientras paseamos
entre avenidas y parques
queriéndonos a un palmo de distancia,
alguno se cuela entre tu ropa,
entre mi pelo,
avanza de la nada y crece.
Crece como esas malas hierbas del jardín
que nadie cuida pero invaden.
Y sólo nos queda atrincherarnos
en este amor pequeño pero firme
esperar que pasen y decir:
“Vencimos”

Autor: Sara Zapata

Ilustración: Colin Middleton, “The Skylark”

TRAS LA DESPEDIDA

Tras la despedida,
nada de kleenex mojados
ni Valiums
ni libros de psicología barata.
Tras la despedida
compré una cama más pequeña,
una cama que no me dejara sitio
para sentir la soledad.

Autor: Sonia González

Ilustración de Victor BAUER

poemas de amor, versos húmedos (71)

Desolado
polígono industrial de las afueras
que sólo visitan proxenetas y escombristas.

Así mi vida cuando tú
no estás y todo cesa.

Autor: Jaime Alejandre

Ilustración de Mary Jane Ansell

 

Nadie recuerda un invierno tan frío como éste

 

Las calles de la ciudad son láminas de hielo.
Las ramas de los árboles están envueltas en fundas de hielo.
Las estrellas tan altas son destellos de hielo.

Helado está también mi corazón,
pero no fue en invierno.
Mi amiga,
mi dulce amiga,
aquella que me amaba,
me dice que ha dejado de quererme.

No recuerdo un invierno tan frío como éste.

Autor: Ángel González

Ilustración: Dee Nickerson, “gathering on the marsh” (2015)

TÉCNICAS DE PINTURA

Al besarnos somos acuarela
llegamos a óleo con las caricias
al comernos; pastel
cualquier marco es incomparable
acabamos hechos un cuadro
clavados el uno en el otro.

Autor: Juan Leyva

Ilustración de Anna Dart

DESDE EL SOLSTICIO DE VERANO

Nunca dos cuerpos
sintieron tanto deseo
en la contienda.

Traspasaron los límites del placer
con la misma sed con que se atraviesa un desierto.

Cruzaron las fronteras de lo autorizado
con la misma necesidad del inmigrante.

Transgredieron las normas, vulneraron los preceptos
desde el solsticio de verano
todas las noches
con la misma entrega

siempre el furor de sospechar
que hay veranos que nunca se sabe
si serán el último.

Autor: Javier Solé

ESPALDA DE MUJER EN HABITACIÓN CERRADA

Estoy tumbado en la cama
debajo del cuerpo de una mujer.
Apenas dormida apenas despierta
su respiración marca la cadencia
de los versos de los días.
Los sexos se besan desfallecidos
con vocación de incendio extinguido.
Mis dedos recorren su espalda
quiero aprender en braille
la constelación imperfecta que la define
como un astronauta ebrio y ciego
en los cráteres de Marte.
Estoy tumbado en la cama
debajo del cuerpo de una mujer.
Escindidos rayos de sol suicidan
su envidia sobre su piel tan blanca.
Afuera la calle es un tajo en la garganta.
Afuera la ciudad está tomada.
Afuera habrá ganado de nuevo
la legión de hijos de puta que siempre ganan.
Sin embargo dentro de este abrazo
no cabe nada de eso, no cabe nada.
Ni tan siquiera yo existo
tan solo mis dedos de cuyas yemas
nace una espalda de mujer en habitación cerrada.

Autor: Javier Vayá Albert

Ilustración de Lluís Rizzo Rey

LIBRE TE QUIERO

Libre te quiero
como arroyo que brinca
de peña en peña,
pero no mía.

Grande te quiero
como monte preñado
de primavera,
pero no mía.

Buena te quiero
como pan que no sabe
su masa buena,
pero no mía.

Alta te quiero
como chopo que al cielo
se despereza,
se despereza,
pero no mía.

Blanca te quiero
como flor de azahares
sobre la tierra,
pero no mía.

Pero no mía
ni de Dios ni de nadie
ni tuya siquiera.

Autor: Agustín García Calvo

Ilustración de ThuyNgan Nguy

poemas de amor, versos húmedos (70)

Revelaciones

En la noche a tu lado
las palabras son claves, son llaves.
El deseo de morir es rey.
Que tu cuerpo sea siempre
un amado espacio de revelaciones.

Autor: Alejandra Pizarnik

Fotografía de David Lynch & Isabella Rossellini

SIRENA

Yo,
que fui sirena muda
y atraje tu muerte
hasta mis piernas.
Luché por cambiar la historia
y me desnudé de escamas
para ti.
Y ahora protagonista en la fábula;
espero sentada en la roca,
al otro lado del faro.

Autor: Blanca Vicario

Fuente original:

http://niveusv.blogspot.com.es/2017/03/yo-que-fui-sirena-muda-y-atraje-tu.html

¿TE APETECE SUBIR? 


Soy lo suficientemente ingenua como para creer
que las camas sólo son para dormir,
pero también lo bastante zorra como para saber
que no tienes sueño.

Autor: Lucía Fraga

Ilustración de Steve Hanks

Último brindis

Yo brindo por la casa arruinada,
por la vida que sufrí,
por la soledad a dos llevada,
y también por ti,
por la mentira de los labios traicioneros,
por tus ojos fríos de muerte,
por el mundo cruel y grosero,
Por Dios que no asignó la suerte.

Autor: Anna Ajmatova

Ilustración de Jack Vettriano

LLUEVE

Llueve

y en cada gota de agua

te recuerdo.

Autor: Mar Martínez

Fuente original: http://teclaateclaplacard.blogspot.com.es/2017/03/llueve-mar-martinez.html

Hasta los huesos

Cuando era más joven
creía en el poder curativo
del amor. Ahora sé que
su efecto es como el ácido
que destruye a su paso
la carne sobre los huesos.

Tu amor no dejó
ningún tejido vivo detrás.

Autor: Begoña Paz

Fotografía de Gregory Crewdson, “the shed” (2013)

 

poemas de amor, versos húmedos (69)

MORIR DE AMOR

alex-prunes-el-besoMorir de amor
al pie de tu boca

Desfallecer
la piel
de sonrisas

Sofocar
de placer
con tu cuerpo

Cambiar todo por ti
si fuera preciso

Autor: Mª Teresa Horta

Ilustración: Alex Prunés, “el beso”

pauline-boiteux-03QUE LE DEN AL POEMA

No he escrito en años
porque prefiero contemplarte a ti antes que a las páginas.

Pero lo que sería perfecto es
hacer un poema que llegase a ser la mitad de valiente
que tú cuando estás desnuda.
Lo intento un minuto:
Tu amor es mi metal; tus besos, mis remates.
Eres como el océano bajo la capa de vertido.

Que le den al poema.
Hay una cama aquí
y tú me quieres dentro.

Autor: Kate Tempest -Kate Esther Calvert-

Ilustración de Pauline Boiteux

EL PROFESOR

“Porque el deseo es una pregunta cuya
respuesta nadie sabe” (Luis Cernuda)

Guardo mis labios en el bolso
y, antes de entrar, me visto
con estos otros ojos
que miran desde lejos.
La piel vuelta cemento,
piedra, espinas.kenton-nelson-11
Todo es distancia ya,
incluso el roce.
Asesiné la tibieza
de camino hacia ti,
en el tercer peldaño.
Yace el cadáver del deseo
bajo un denso perfume
de fórmulas corteses.
Tranquilo,
el báculo del rey no caerá al suelo.
A salvo queda
tu minúsculo país de correcciones.
El profesor y la alumna,
las tablas de Moisés lo dejan claro,
nunca verán a un hombre, a una mujer,
cuando se miren.
Pero déjame, al menos,
reservarme el derecho
a saber que podríasilvina-berenguer-02
arrancarme uno a uno los botones
y, vestida de carne,
lamerte esta verdad que merodea.

Autor: Olalla Castro

Ilustración de Kent Nelson

Desliza tus dedos en mi espalda
dibujando un pentagrama
y sácame los acordes
para empezar a bailarte.

Autor: María Guivernau

Ilustración de Silvina Berenguer

15192512_1263409050382981_2341199796017123551_n

Si pudiera
secaría a besos
cada una de tus lágrimas.
Borraría con caricias
cada una de tus cicatrices.
Arrancaría de cuajo
cada puñalada recibida.
Te acunaría entre mis brazos,
aunque ni tú ni yo
tengamos edad para acunarnos.
Te susurraría al oído palabras dulces
que borraran los insultos,
que espantaran tus miedos.
Cubriría con flores tu cuerpo cansado
y velaría tu sueño
hasta desterrar tus pesadillas.

Pero la maldita distancia se interpone
y sólo puedo ofrecerte
estos pobres versos.

Autor: Silvia Cuevas-Morales

EL AMOR NUNCA ES IMPOSIBLE

ken-wong-03Entonces, como un soplo,
una hoja del árbol de los sueños
cayó a la piedra desnuda
y un temblor removió la tierra
hasta sepultarla para siempre.
El paso del tiempo,
como un sedimento oscuro y silencioso,
convirtió en milagro lo natural
y el leve peso de la hoja ausente
marcó el pedernal con su dentado borde
y aún perdura su forma original…
Hoy tu mano, una vez más,
ha quedado impresa en mi piel
y ha dejado su huella, un espacio vacío.
Cada vez que tu ternura me toca,
uno de mis órganos vitales
abandona para siempre su lugar
y yo me voy haciendo invisible.
Me pregunto cuántos espacios vacíos me contienen
y cuántos me quedan por vivir.

Autor: Begoña Abad

Ilustración de ken wong

 

poemas de amor, versos húmedos (68)

eric-fischl-reflection-ii-who-1985Algunas noches
me agarro a la almohada
como si fuera una tabla
que en lugar de dejarme en la orilla
me lleva sueño adentro.
Cuando despierto
sólo reconozco el sitio
si estás a mi lado.

Autor: Juan Leyva

Ilustración: Eric Fischl, “reflection II, who” (1985)

Jack Vettriano Tutt'Art@
Nace en tus ojos y nace en mis ojos.
Y tu lengua es la extranjera
en mi boca y rueda mi lengua
por la alfombra hasta hundirse en tus caderas,

Hasta cruzar los ríos con tus pies.
Y resbalan mis manos por la cuesta
abajo de tu piel, y en mis caderas
se hunde tu lengua, y has cruzado ríos

Con mis sueños. Tus pies entre mis labios,
Y mi cuello sobre tu espalda,
y tus piernas encima de mi pecho.

Y siento mi cuerpo extranjero
y el tuyo mío, mientras nace
lo que crece sin años y sin días.

Autor: José Ángel Cilleruelo

Ilustración de Jack Vettriano

Fotograf nunta Bucuresti, fotografii din dragoste,

Grabé con el móvil
el estrépito de tu risa
mientras llevaba a cabo
mi terrible tortura china
de cosquillas.

Y así, me despiertan tus carcajadas
a las 6:10 de la mañana
para recordarme la razón
por la que morderme la lengua,
cerrar los puños y agachar
la cabeza.

También por quién
decir NO alto y claro
cuando menos me conviene.

Y al regreso
darte un beso
sin que puedas echarme
nada en cara.

Autor: Jorge M. Molinero

Fotografía de Natalia Mindru

NOCHE SIN COITO

Con las primeras luces
de una jornadaouka-leele-el-espejo-de-venus-tiene-2008-escamas
similar a la anterior,
en la penumbra
de la celada
que nos acecha
El cuerpo anhela
tu cuerpo
ovillado en el lecho
mas no bien comienza el día
cuando
con un beso casto
calmas sus embestidas,
frenas el despuntar jubiloso
que haría menos triste la jornada

Autor: Javier Solé

Fotografía de Ouka Leele

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

PRE-ESENCIAS

La esencia rápida del amor
es encontrarte, conocerte,jacqueline-osborn-table-in-the-corner
regenerarse, preferir
dar un solo paso hacia la muerte
antes que andar toda una vida
con nostalgia de ti.

La esencia lenta
es cortar, de repente,
toda una vida contigo,

salir,
beber,

el rollo de siempre,
no casarse ya con nadie,
acostarse solo con la muerte,

vaciar el mar con nostalgia de ti.

Autor: Abel Santos

Fuente original: http://abelsantospoesia.blogspot.com.es/2016/12/pre-esencias.html

Ilustración: Jacqueline Osborn, “Table In The Corner”

13096194_1018639611560479_4436454819393070900_nVITAMINAS

Algunas mañanas deposito
un pequeño frasco de vitaminas
junto a la taza humeante del café.
vano intento, supongo,
de prolongar mis días.
luego enciendo un cigarrillo,
me levanto, y me encamino
hacia la ducha, no sin antes detenerme
ante tu figura anestesiada,
como la de un niño, por el sueño.
algunas mañanas
me reconcilio definitivamente
con la muerte.

Autor: Roger Wolfe

poemas de amor, versos húmedos (67)

POR QUÉ DEBERÍAS Y NO DEBERÍAS ENAMORARTE DE MÍ

ardila5

Deberías enamorarte de mí
porque tengo un lunar en la mejilla izquierda
igualito al de Elizabeth Taylor.
Porque hago el lemon pie más fabuloso del mundo.
Porque los perros me lamen las manos,
y las mariposas se enredan en mi pelo,
y hasta los pájaros dejan que les toque las alas,
algunas veces.
Porque recuerdo cómo es tener ocho años.

Deberías enamorarte de mí
porque recito de memoria y en francés “Déjeuner du matin”
de Jacques Prévert.
Porque escribo poemas.
Porque después de hacer el amor
mi sexo se queda entre las sábanas,
respirando acompasadamente como un animal dormido
y acariciarlo es acariciar el lomo del verano,
caliente y maravilloso.
Porque puedo dormir de cualquier lado de la cama.
Porque jamás olvido el cumpleaños de nadie.

Deberías enamorarte de mí porque no creo en Dios,
pero creo, pero no.
Porque cada noche repito con desazón
Padrenuestros de humo.
Porque perdono todas las ofensas
y caigo en la tentación de cuando en cuando.
Porque vi “The Big Fish” cientos de veces
y todavía sigo llorando al final.
Porque me gustan las flores.

Deberías enamorarte de mí
porque llamo corazón a todo el mundo,
incluso a la cajera del supermercado chino
que siempre está malhumorada
y no me contesta el saludo.
Porque casi nunca levanto la voz
y casi nunca me quejo.
Porque confío hasta en los ladrones de banco.
Porque no sé coser ni bordar pero abro todas las puertas
con una inocencia feroz,
como si abriera cartas de amor o regalos de Navidad.

No deberías enamorarte de mí
porque le tengo fobia a los transportes públicos.
Porque gasto fortunas en perfume
y jamás pierdo al scrabble.
Porque no voy a entender “Terminator”
aunque me la expliques una y otra vez.

Y porque, además,
estoy casada.

Autor: Raquel Graciela Fernández

Fuente original: http://raquelgracielafernandez.blogspot.com.es/2016/12/por-que-deberias-y-no-deberias.html

tomáte mi corazón
a cucharadas
mientras devoromichal-lukasiewicz-07
tu cuerpo de pájaro
huesito por huesito

dispárame en el centro
de la boca
relamé mi lengua
quiero sudar desnuda
vino por las sacristías

mi pollera huele
a mirra de confesionario
donde las putas del barrio
y los hombres infieles
susurran amores no santos

dame respiración boca a boca
mientras las hormigas aplauden
al verme caer en tus brazos
en un boulevard sin salida

pero por favor
que sea verano

Autor: Malena Ezcurra

Ilustración de Michal Lukasiewicz

Robinson, Frederick Cayley; The Farewell; Leamington Spa Art Gallery & Museum; http://www.artuk.org/artworks/the-farewell-54453
Entre ustedes dos
no hubo
conversación
ni silencio
sino una cuerda estirada
de angustia y rencor.

15541620_1285243488199537_843371546973117543_nAutor: Rebeca Bowman

Ilustración: Frederick Cayley Robinson, “La despedida” (1907)

Se me ha llenado
la cama de desvelo,
a mí,
que tengo sobrecarga
de sueños por cumplir.

Autor: María Guivernauthuyngan-nguy-01

Vuelves al sueño del desierto
a la caída encendida
a la hendidura infinita
a perder la razón…
porque sólo él habita el aliento
que mueve y arrastra la tiniebla
de tu piel que le ama.

Autor: Teresa Antares

Ilustración de ThuyNgan Nguy

PLACER

Mis dedos
son
los mejores guías
de mi piel.
Conocen
cada recodo,
cada pequeño
pliegue,
cada húmedaantonio-tamburro-14
oquedad
donde
deleitarse
y deleitarme.
Saben
qué intensidad
utilizar,
qué velocidad
usar,
así,
sin que nadie se lo diga,
sin recibir instrucciones.
Mis piernas
son
sus perfectas aliadas
en la búsqueda
de placer.
Se cruzan,
abrazan y doblan,
presionan entre ellas
como dos bailarines
siguiendo
una perfecta
coreografía
Y mi cuerpo,
entero,
colabora
con mis dedos,
con mis piernas,
girando sobre sí
mismo,
boca arriba,
boca abajo,
en tensión,
hasta alcanzar
la cima más alta
de la más alta montaña.

Autor: María A. Ruiz de la Peña

Fuente original: http://lamisteriosasomrisadelgatodechesire.blogspot.com.es/2016/08/mam.html

Ilustración de Antonio Tamburro

poemas de amor, versos húmedos (66)

EXTRAÑO

mara-light-04Extraño cada uno de los momentos
que no he vivido.
Los extraño, y los acomodo en algún lugar
donde no esté instalado el frío.
Este frío que me desgasta los huesos
y la vida.
Extraño los besos que no nos dimos, y
que se ocultan en alguna esquina de tus lunares,
o bajo la niebla de alguna madrugada maldita,
ahogados en cualquier vaso de gin-tonic.
Extraño el fuego de una mirada,
los días que no hicimos el amor,
la ternura que se desgastó en las manos
algún día de diciembre,
el aroma del humo de tu boca.
Tu boca
extraño.

Autor: Puri Teruel Robledillo

munch-separation-1896Ilustración de Mara Light

Noche

La tarde se hundirá en las ruinas de mis ojos
Y antes de volver te traerá a mí
Para que pintes
Mis paredes blancas
Tus pinceles rojos

Autor: Marisa Martínez Pérsico

Ilustración: Munch, “Separation” (1896)

BESAR-TE

Besar-te, tan tendrament com sàpiga
la ventada de l’amor que, com si res,
enlaire, tot ho deixa ser.ben-shahn-spring-1946
Besar-te ulls i mans. La veu.
Els llavis després,
just abans de l’onatge més salvatge
dels cossos que, en plenamar,
s’entrellacen.
I encara besar-te i més íntimament
en la distància que, amb mesura justa,
ens significa el gest.
El tacte, la mirada, besar-te’ls,
tan com sàpiguen tots els llenguatges
que componen els relats
dels amors besats que s’atarden
en la fondària del desig,
amagant-se dins les cambres.

rene-magritte-02Autor: Merçe Amat

Ilustración: Ben Shahn, “Spring” (1946)

GEOGRAFIES DE LA PASSIÓ

el teu cos i el meu
construeixen geografies
modelades per l’erossió
que les batalles de la passió
han provocat en els nostres encontres.
Que nosaltres som pedra i el temps, aigua
i l’amor està fet de pedra calcària

Autor: Maria Antònia Massanet

Ilustración de Rene Magritte

Fuente original:

http://lossutdesigquelentamentsencarna.blogspot.com.es/2010/06/geografies-de-la-passio.html

Los amantes de Pompeya

carlo-alberto-palumbo-03

La luna era distinta hace un segundo
te iluminaba
entraba por la hendija como un sorbo.
Moriremos de amor amiga mía
presiento que un tropel desciende de las cumbres
siento su oleada tibia presionando mi espalda.
Moriremos de amor
todos los vientos llegan como una manotada
y yo cubro tu cuerpo lo incorporo
quiero aliviarme en ti.
Hace un segundo la luna era distinta
y no había ese susto en tu mirada.
Algo nos viene encima
ese sordo rumor es un presagio.
Cierra los ojos pronto amiga mía.
Es el amor que llega.

Autor: Odette Alonso

Ilustración de Carlo Alberto Palumbo

egon-schiele-windows-facade-of-a-house-1914Hablamos del tiempo

como dos desconocidos
quién lo diría
nosotros que nos sabemos
de memoria
por fin llegamos al descansillo
quinto b
abres la puerta
y entramos

hasta hace poco era nuestro hogar

Ahora
sólo es una casa

Autor: Itziar Mínguez

Ilustración: Egon Schiele, “Windows (Facade of a House)” (1914)

poemas de amor, versos húmedos (65)

LOS BOSQUES DE WISCONSIN

Allá dejé los bosques,
los árboles caídosrene-magritte-popular-panorama-1926
y la madera triste de los días;
el canto de los grillos
en la lenta figura de la noche estrellada;
las siluetas perplejas de los míos;
el encendido rubio entre tus hombros
y el verano de moscas incansables
en el que, muy despacio
fuimos reconstruyendo nuestros nombres.
Recuerdo vagamente los bosques de Wisconsin,
aquel ardiente sol de media tarde
y tu lengua abrasando mi silencio.
Ahora lucho con todas estas calles vacías
e intuyo una frontera de gemidos
perdidos para siempre
en la colcha raída de los tiempos.

No volveré a Wisconsin…
pero no dejes nunca de esperarme.

Autor: J.A. Arcediano

Ilustración: Rene Magritte, “Popular panorama” (1926)

OJALÁ NO LO SIENTAS

gregory-crewdson-the-basament-2014

el tedio
el hastío
la melancolía
la náusea
de estar vivo

estando
solo
duele

viviendo
en pareja
mata

de las cosas
más tristes
que se pueden
sentir

Autor: Vicente Muñoz Alvarez

Fuente original:

http://mividaenlapenumbra-vinaliatrippers.blogspot.com.es/2016/11/ojala-no-lo-sientas.html

Ilustración de Gregory Crewdson, “the basament” (2014)

Ahora no te pongas triste
que llueve en medio de la infancia
donde se oían los colores.reylia-slaby

Yo te entrego la playa,
la huerta de mi pecho,
el bosque con mis labios

y palmerales de brazos que nacen en la noche.

Dame tu mano
y llévame
aún más cerca de tus pasos,

muy dentro de tus ojos.

Autor: Domingo Acosta

Fotografía de Reylia Slaby

EL PUENTE DE PRAGA

praga-02

Un inesperado día de sol
en una noche de invierno
regresarás.
Después de las lluvias
regresarás.praga-01
Al final de la contienda
regresarás.

Cruzaremos juntos
el puente más bello del mundo,
la niebla dará cobijo al reencuentro,
las estatuas de los santos
treinta sombras celosas
censurando nuestra pasión.

Por las aguas del Moldavia
discurre una gabarra
con una mujer dormida.

La nieve sepulta el cuerpo del soldado.

Un corcel blanco atraviesa el puente.
El eco de los cascos perforando el empedrado
intimida a las hojas muertas
desordenadas en el recodo de la torreeddie-obryan
como tumbas apiladas en el cementerio judío.

Autor: Javier Solé

eran las tres de la mañana de un domingo
y era hace dieciocho años
aún no sabía que iba a descubrir
todo un bosque de luciérnagas en tus ojos
Mi refugio tu luz

(Para Aida)

Autor: Fernando Gutiérrez

999185_1406279066250646_376427060_n 

PAISAJE OCULAR

Si tus miradas
salen a vagar por las noches
las mariposas negras huyen despavoridas
tales son los terrores
que tu belleza disemina en sus alas.

Autor: Oscar Hahn

Poemas eróticos de Cristina Peri Rossi

DOLCE STIL NUOVO

Si has sido hecha
a imagen y semejanza de Dios
he de decir
que mucho más que al Padre,
amo a la hija imperfecta.

Ilustración de loui-jover

Para que nos amáramos, al fin,
ocurrieron todas las cosas de este mundo
y desde que no nos amamos
sólo existe un gran desorden.

Fotografía de Lidia Vives

Atracar

Varado en tus muslos
sujeto a tus rodillas
en la costa me quedé
abatido por las lunas
cubierto de heridas,
de sal , de iodo, de ti,
de mí; arribado en barca
a la playa desierta
muy lentamente
fui aproximándome a la costa
– era una playa rubia
llena de vegetación,
de algas, líquenes y musgo_
y desde entonces olvidé los barcos.
Varado en tus muslos
dulce y somnoliento
como un niño de pecho
en tus muelles costados
perdida la mar
el ansia de navegar
olvidado el timón
ausente la ruta
nostálgica la derrota me esperaba.

Verla desde lejos
y atracar suavemente a su lado.

DEDICATORIA

Le escribí muchos poemas
en realidad hasta sufrí un poco por ella.
El otro día la vi almorzando en un bar
y el hombre que la acompañaba
le lanzaba bolas de pan a la cara.
Cualquier día publico los poemas.

Ilustración de Ron HICKS