la poesía existencial de Ángel Guinda

“Un sueño martillea la red de mis neuronas: un niño cruza el mundo con un féretro al hombro, y ese niño soy yo” (Ángel Guinda)

“Sólo por la experiencia de morir
merece ya la pena haber vivido”

(Ángel Guinda, fragmento del poema “El enigma”)

CADA FRONTERA es una cicatriz
en la piel de la tierra.

Yo soy un extranjero.

¡Éste no es mi lugar!

No hay lugar en el mundo para mi mundo.

¡Cualquier lugar para mí está fuera de lugar!

Soy un desertor de este mundo.

¡Yo no tengo lugar!

Escribir el poema
es estar, a la vez,
dentro y fuera del mundo
y de nosotros mismos.
Consentir que el asombro
nos sitúe y nos sitie;
descerrajar el aire,
atrapar los disparos.
Escribir el poema
es sembrar el relámpago,
traducir el silencio,
atropellar la luz.
Ser poema es ser nada
si no hace vida en nadie.

Ilustración: Maruja Mallo, “Alberti”

AQUÍ ESTUVO LA NOCHE

Aquí, donde está el día
estrepitoso en pájaros e insectos,
con luz desaforada
como la floración de los almendros,
aquí estuvo la noche:
indescifrable
sarcófago escoltado
por la tratamudez de las lucernas.
Aquí estuvo la noche
y volverá.

Fotografía de Brooke Shaden

En la poesía de Ángel Guinda (Zaragoza, 1948) hay una apelación constante al humanismo, con una energía y fiereza encomiable. Es una poética donde el yo y el nosotros armonizan. Poeta existencial y desgarrado que convive con el dolor; la crudeza de sus textos y lo autodestructivo de sus poemas no le eximen de una introspección diáfana. Son sus versos bellos y clarividentes, fruto de una depuración estilística notable. La radicalidad de su propuesta incluye una poesía social rotunda y comprometida, no exenta de ironía.

Más información en:  http://www.angelguinda.com/

Y selección de poemas:

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/04/10/no/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/03/05/la-botella/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/02/13/la-diferencia/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/01/09/desierto/

https://blocdejavier.wordpress.com/2017/12/14/el-viaje-interior/

https://blocdejavier.wordpress.com/2017/12/12/aniquilaciones/

https://blocdejavier.wordpress.com/2017/11/08/un-hombre-feliz/

https://blocdejavier.wordpress.com/2017/10/26/morir/

https://blocdejavier.wordpress.com/2017/10/24/ser-joven/

https://blocdejavier.wordpress.com/2017/10/17/cajas/

https://fragmentsdevida.wordpress.com/2018/03/06/angel-guinda-versus-kasia-derwinska/

https://fragmentsdevida.wordpress.com/2018/02/06/la-vida-y-la-muerte-91-dos-poemas-de-angel-guinda/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/05/22/romance-de-la-noche/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/05/28/arcadia/

Anuncis

Ángel Guinda versus Kasia Derwinska

TIEMPO CONTADO

Como cuenta el insomne una a una
caer las gotas de un grifo mal cerrado.
Igual que, con los dedos de una mano,
cuenta el niño los años que ha cumplido.
Así, porque me queda poco tiempo,
quiero contar el tiempo que me queda

Autor: Ángel Guinda

Fotografía de Kasia Derwinska

EL ÚLTIMO DESEO

Que la imagen de mí que te acompañe
sea una luz amable, alegre, viva.
Que no conozcas mi decrepitud,
que no te enteres nunca de que he muerto.

Autor: Ángel Guinda

Fotografía de Kasia Derwinska

la vida y la muerte (91): Dos poemas de Ángel Guinda

Los muertos

Llegan lejos las manos de la ausencia
hasta alcanzar el mundo de los muertos:
los muertos que nos viven,
los muertos que nos matan,
los muertos que vendrán a visitarnos,
los muertos que están vivos,
los muertos que nos llaman,
los muertos que se vuelven a morir,
los muertos que en la muerte nos esperan.

Ilustración de Nicola Samori

HAS ENVUELTO tus manos con el aire.
Te has lavado los ojos con la luz.

¡Escribe como una sacudida!

Como si un guepardo saliese de la arena.
Como si un caballo emergiera del mar.

Las cerezas sangran en los dientes.
El atardecer se gangrena en la mirada.

¡No leas humo!

¡Aunque sea sobre agua escribe fuego!

Fotografía de Kyle Thompson