el aprendiz de brujo (869): la guerra

“Lo más terrible es que no hace falta ser un depravado para violar mujeres, secuestrar niños y arrasar aldeas. En la guerra basta con recibir el adiestramiento necesario y ponerse en situación; entonces un anodino oficinista de los Balcanes, un simpático mecánico de Oklahoma o un laborioso campesino de Uganda es capaz de hacer lo que jamás creyó que podría haber hecho”

(Mario Pérez Antolín)

Ilustración: Nikolái Prisekin, “Tiempos difíciles” (1984)