la vida y la muerte (77) el accidente. Poemas de Chantal Maillard y Javier Solé

Una mujer temblorosa aprieta…

2015-bellvitge-en-abril

Una mujer temblorosa aprieta
el brazo de su acompañante.
Él vuelve hacia ella un rostro
tan largo como un número de serie
y dice: “El sesenta por ciento de los muertos
por accidente en carretera
son peatones”.
La mujer deja de temblar: todo está controlado.
A punto estuvo de creer que algo
anormal ocurría,
algo a lo cual debía responder
con un grito, un espasmo,
un ligero anticipo de la carne
ante la gran salida, pero no:
aquello es conocido y ya no la involucra;
le pertenece a otros. Y él añade: “Han llamado
a una ambulancia”, y ella se relaja,
su angustia la abandona:
el orden nos exime de ser libres,
de despertar en otro, de despertar por otro.
A punto estuvo de gritar, desde esa carne ajena,
pero el orden contuvo a tiempo ese delirio.

Autor: Chantal Maillard

LLUVIA

“Mi accidente será un buen epitafio:
Cuando una calle bajo el sol cruzaba,
de dolor – o de amor – es lo mismo,
murió desbaratada”

(Gloria Fuertes, fragmento del poema “El dolor envejece más que el tiempo”)

1667

Rojo Amarillo Verde
gotas de lluvia
cielo oscuro
Verde Amarillo Rojo
asfalto mojado

ni lo muevan ni le toquen el casco
-siempre aparece gente profesional-
el semáforo sigue parpadeando
ajeno a la vida diezmada
se diría no ha tenido nada que ver
o, sencillamente,
todo sigue
más o menos
igual.

Autor: Javier Solé

Ilustración: elene bond, “Blue Umbrellas”

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

 

casas. Poemas de Javier Solé

FAVELAS DE COLORES

Pintar las favelas
de vivos coloresbuildingspaintcolorsfavelariodejaneirocolorinspiration-c41b8718acb59955a5404174b0637a88_h
no mejora la vida de sus moradores
permite a turistas frívolos
instantáneas alegres.

Y si es menester
se suprime el hambre
se retoca el miedo
se mejoran los contrastes
de la casa de los pobres
en estampas para ricos.

Los especuladores inmobiliarios
proponen al consistorio
un nuevo paraíso.

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

LA CASA DE LOS FAMOSOS

La obscenidad
con la que
ricos y famosos
muestran sus casas
estimula actos
de justicia social
que el código penal
censura
pero que la razón
aplaude.

Repartiremos riqueza
o compartiremos sufrimiento.

Quien roba a un ladrón
no necesita ningún perdón.

El saqueo en las urbanizaciones
equivale al expolio en los barrios.

Del libro de poemas “La casa del silencio” (ISBN 978-84-9095-522-2)

Ilustración: Egon Schiele, “casa con ropa tendida” (1917)

La gran urbe nunca atrajo a Schiele, que siempre prefirió vivir en pueblos pequeños del campo. En obras como éstas observa su apego por los entornos humildes habitados por gentes sencillas. Pese al tono general apagado la presencia multicolor de la ropa tendida introduce un soplo de vida y una nota de ternura que se aparta de la atmósfera desolada dominante en la mayoría de las ciudades muertas.

El encanto visual de estas animadas fachadas, con sus ventanas de colores, y las ropas colgadas al aire, fueron sin duda el estímulo para pintar este cuadro excepcionalmente jovial. No hay seres humanos pero no tiene uno la impresión de encontrarse en una ciudad muerta.

Retratos de España (132): niños robados

NIÑOS ROBADOS

Alumbrar la muerte, dar vida a la nada
parturienta que teje en nueve meses
una gestación estéril
en un quirófano coronadael-archivo-general-de-la-diputacion-en-el-caso-de-los-ninos-robados

en el rostro del muchacho
que recorre la avenida
reconoce el feto inanimado
que atado a una correa
de una monja muy piadosa
con el hábito atestado de monedas
duerme en la casa del hospicio
donde unos nuevos padres
mañana y siempre
velarán sus sueños
ignorando que el hombre del saco
es quien le besa
cada mañana
en la cancela de una devota escuela.

La muerte no exonera a los culpables
tan solo prescriben con el tiempo
los indecorosos delitos perpetrados.

Autor: Javier Solé

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

poemas de amor, versos húmedos (59)

john-silver-01No me mires así
no te hagas daño,
soy tan sólo el viajero
que esperabas
y ha llegado hace horas
a la ciudad con puerto
de tus piernas
para inventar la bruma,
la sinrazón urgente
de este muelle,
los vapores de seda,
la mariposa negra de tus medias
cuando vuelan al suelo.

Autor: Fernando Beltrán

Ilustración de john Silver

En una estación del metro

mister-g-cDesventurados los que divisaron
a una muchacha en el Metro

y se enamoraron de golpe
y la siguieron enloquecidos

y la perdieron para siempre entre la multitud

Porque ellos serán condenados
a vagar sin rumbo por la estaciones

y a llorar con las canciones de amor
que los músicos ambulantes entonan en los túneles

Y quizás el amor no es más que eso:

una mujer o un hombre que desciende de un carro
en cualquier estación del Metro

y resplandece unos segundos
y se pierde en la noche sin nombre

Autor: Oschar Hahn

Color manzanaperry-gallagher-02

Otoño en llamas
Tu cuerpo y el mío
Enroscados
Como serpiente
Trepando

Ramas

Ya no hay manzana
Lluvia y tormenta por la mañana.

Autor: José Manuel Camarena Delgado

Fotografía de Perry Gallagher

Fuente original: http://www.lamampara.com/#!Color-manzana/c1q8z/56b342c40cf2062bd4171c79

Para A.P. Kern

Recuerdo aquel instante prodigioso
en el que apareciste frente a mí,
lo mismo que una efímera visión
igual que un genio de belleza pura.

En mi languidecer sin esperanza,
en las zozobras del ruidoso afán,alexander-shubin-06
tu tierna voz se oyó en mi largo tiempo
y soñaba con tus divinos rasgos.

Transcurrieron los años. La agitada
tormenta dispersó los viejos sueños
y al olvido entregué tu tierna voz
así como tus rasgos celestiales.

En cautiverio oscuro y tenebroso
mis días en silencio se arrastraban,
sin la deidad y sin la inspiración,
sin lágrimas, sin vida, sin amor.
Mas ahora que el despertar llegó a mi alma,
y de nuevo apareces ante mí,
lo mismo que una efímera visión
igual que un genio de belleza pura.

Y el corazón me late arrebatado
porque en él nuevamente resucitan
la inspiración y la divinidad
y la vida, y el llanto y el amor.

Autor: Aleksandr Pushkin                                          Ilustración de Alexander SHUBIN

amedeo-bocchi-ritratto-di-bianca-in-rosa-1930A Cristina

Ahora que los años
nos han dado y quitado
a voluntad.
Ahora que los hijos regalan bondad
y su precariedad laboral
nos trae a casa los perros
mientras escamotea los nietos.
Ahora que sin remedio
nuestra belleza se ha mudado
al ático y pasea desnuda
y tranquila a discreción.
Ahora, te siento tan cerca,
que aún a riesgo de pisarte
te voy a pedir este baile,
corazón.

Autor: Vicent Camps

Ilustración: Amedeo Bocchi, “Ritratto di Bianca in rosa” (1930)

TARDE DE AGOSTO EN EL ACANTILADO

 “Al primer amor se le quiere más, a los otros se les quiere mejor”

(Antoine de Saint-Exupery)

El transcurso
de los años
en el exiliado
mengua la vista
y la certeza
de retornar a la tierra
donde el cacique
gobierna
los designios de su familia

Algunas tardes de verano,aves
cuando la luz del sol
no daña sus pupilas,
contempla desde el acantilado
las aves que vuelan,
donde el cielo y el mar
se confunden,
cerca del hogar perdido.

Cuando el exiliado
habité un mundo
definitivamente
oscuro
no cesará de cincelar
en su mente el rostro
de la primera muchacha
cuyos labios besómujer-en-las-rocas
albergando la esperanza
que viajé en los barcos
que anuncian
su llegada a puerto.

En la última tarde de estío
las aves que regresan
de la tierra del exiliado
vuelan heridas.

Autor: Javier Solé

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

la infancia (47): Dos poemas de Javier Solé

Infancia robada

guayasmin-madre-y-nino-1986

El cuerpo del recién nacido
agotado por el esfuerzo vano de sobrevivir
reposa inerte
en la mesa del forense,
ovillo dormido en el mármol.
La madre,
desde aquella noche,
donde nacer y morir se suceden
sin respiro
habla con su hijo muerto,
mujer desolada en la cuna vacía.

Niño sin infancia
que camina sin rumbo
en un paraje calcinado
próximo al parque de Pripyat
en las inmediaciones de la central.

Años más tarde,
al enfermar la madre
una sombra vela
cada noche
la agonía.

Una vez muertos
cesará el diálogo
reinará el silencio.

Ilustración: Guayasmin, “Madre y niño” (1986)

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

VIENTO

Un día desapacible
con un viento rebelde
que amenazacromos
boicotear la mañana,
en las escaleras del hospital
un niño delgado sin apenas pelo
cuenta con devota paciencia
los cromos de los futbolistas
que le restan para terminar la colección.

Me pregunto quien la concluirá
cuando el montón de cromos
devorados por el viento
vuelen como los pájaros,
o si el padre conservará
el álbum incompleto toda la eternidad.

Del libro de poemas “La casa del silencio” (ISBN 978-84-9095-522-2)

trabajar para vivir (47): la fábrica de los pájaros

Dos poemas que exploran el mismo territorio con idénticos protagonistas:

liebermann-weberei-in-larenMataría a todos los gorriones que
entran en este ingrato taller.
Ellos, que tienen un cielo infinito
donde volar.

 

Autor: Jorge M. Molinero

 Ilustración: Liebermann, “Weberei in Laren”

EL VUELO DE LOS PÁJAROS

En las naves de los polígonos
los pájaros anidan
a salvo
de las piedras de los operarios.

la fábrica deja de bombear

Fisher Body 21 Plant
humo negro,
entre los escombros
esparcidos en el suelo
brillan sortijas
de un botín mal repartido,

Con la primavera
cientos de pájaros
sobrevuelan la metrópolis
a la caza
de los pocos asalariados
que deambulan
camino del trabajo,
la mirada triste,
la sonrisa helada.

Autor: Javier Solé

Fotografía de la ciudad de Detroit

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

Cuatro poemas breves de El cementerio que habitan los vivos

arena-en-las-manosPLEAMAR

Un instante
fugaz
con las olas
de pleamar
que escriben
la nada.

En las manos
la arena
que dibujaba
tus sueños.

aves-migratorias

AVES MIGRATORIAS

Cada vez que
las aves migratorias
sobrevuelan
el tejado
de la casa
del pescador
el viejo es más joven.

Ninguna de las
nubes negras
pintadas en el cielo
podrán devolverle
la tristeza de la senectud.

craig-frazier-05LA SOLEDAD DEL MUNDO

El oráculo
de Delfos
predijo
que en el desolado paraje
en el que te encuentras
serás condenado
Irremediable
-y definitivamente-
si persistes
en tu inmisericorde
soledad.

EL REGRESO DEL HIJO

El vuelo del albatros
precede a los buques.
El hijo no regresa
en ese barcovictor-peryakin
que entra en la ensenada.

Es un buen augurio,
mujer e hijos en tierra extraña.

En el camposanto
de la iglesia
de la colina
vela el padre
la llegada de Ulises,
su nuera Penélope
-a la que nunca vio-,
y la riada de nietos
a los que no acunará.

yo y los demás (72) onanismo literario.

POEMA BREVE INCOMPLETO

“La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor”

(Ernest Hemingway)

alisa andrei - 10una vida entera
en un solo poema.

Qué versos más tristes,
qué vida más hueca.

Autor: Javier Solé

Fotografía de Alisa Andrei

POETA DE ALQUILER

La poesía es un arma cargada de futuro
escribiré
si un político en ciernes
en un acto de protesta
desea enarbolar versos indignados
que acabarán en nada.

Puedo elaborar los versos más tristes de esta noche
si el amor que sentías por aquella mujerpoeta de alquiler
se ha desvanecido
careces de abogado
y urge un reparto de los restos del naufragio.

Puedo escribir
lo que quieras
no importa el sino
de las palabras.

Basta con que pagues lo acordado,
tal y como convenimos sin factura
y no olvides olvidar quien vendió su alma
quien cancelo sus sueños
por seguir vivo
a costa de sentirse muerto.

Autor: Javier Solé

LOS POETAS INSULSOS

Maldigo a esos poetas cursis
que leen rimas de Bécquer
confeccionan sonetos huecos
rumian versos alejandrinos

Maldigo a esos poetas engominados
que viven en pasado
entre brumas intelectuales
miran con desdénValeriano Dominguez Becquer - Gustavo Adolfo Becquer (1862)
los poemas sin forma
Incultos y descarados

Maldigo a esos poetas melindrosos
ignoran la historia
pasan de puntillas por la vida
con miedo a ensuciarse

Maldigo a esos poetas amanerados
alaban la belleza
ensalzan paisajes de ensueño
sin ver –ni denunciar-
nunca
las aguas contaminadas

Maldigo a esos poetas remilgados
elogian el amor sin sexo
loan besos y caricias
sin ver –ni denunciar-
nunca
ni los golpes ni los insultos

Maldigo a esos poetas burgueses

Los maldigo no una, mil veces

Autor: Javier Solé

Ilustración: Valeriano Dominguez Becquer, “Gustavo Adolfo Becquer” (1862)

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

poemas de amor, versos húmedos (43)

Antonio Tamburro - 11De repente dejas de llover.
Enciendo un cigarrillo,
espero. Esperar qué?
si ni siquiera fumo.
Mejor sería danzar
alrededor de la herida
y rogarle a tu Dios
que me continúes lloviendo.
Tiro el cigarrillo
y salgo al encuentro
de alguna estrella virgen
que se preste a ser mi ofrenda.

Autor: Fernando Gutiérrez

Ilustración de Antonio Tamburro

TREGUA CIERTA

Que la vida sea
una pena larga
enhebrada
de manera burdaGeorge Tooker - Embrace
con los dobladillos descosidos
si
equilibramos la balanza
con la certeza
bien cierta
de cuerpos sedientos de besos
que irradian de nuevo
esperanza
concediendo una
tregua intensa
en esta desolada diáspora
con las alforjas amargas
de quien ha intentado todo
y no ha conseguido nada.

Autor: Javier Solé

Ilustración de George Tooker, “Embrace”

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

LINTERNAPaul Delvaux - The Tunnel (1978)

amarte
es internarme
en un larguísimo túnel
con una linterna

sé que tarde o temprano
acabaré quedándome a oscuras

Autor: Jesús María Cormán

Ilustración: Paul Delvaux, “The Tunnel” (1978)

Los pasillos de las casasAlan Feltus - 29
suelen ser sitios dramáticos.

A veces
-sobre todo a las mañanas,
antes de ir al trabajo-,
las parejas que han dejado de quererse
se encuentran en ellos,
frente a frente,

y les cuesta mucho entonces
no mirarse a los ojos.

Autor: Karrnelo C. Iribarren

Ilustración de Alan Feltus

ALQUILER12345469_1008476822542873_5094549034430792836_n

Espacioso y diáfano,
se alquila un vacío en mi pecho.
No se exige aval bancario,
se pide
amar a diario
y a deshora.

Está por amueblar.
Perdí todo en la mudanza.
Juntaremos nuestras cicatrices,
presiento que combinan bien,
según el Feng Sui.

Lo mejor de todo son
las vistas,
mañana
al despertarnos.

Autor: Víctor Reloba

Fuente original: http://letrasenlucha.blogspot.com.es/2016/01/alquiler.html

NO FOU UNA NIT QUALSEVOL

No fou una nit qualsevol
en la que les nostres veritats
es van emborratxar
i els nostres ulls deien
els errors que els llavis
no volien repetir,
vam emmudir.

Nou fou una nit qualsevol
quan els teus ullets de pardal
i els meus de gat vellSergey Kochurkin - 01
es van dir un hola
amb regust d’adéu,
perquè les carícies imaginades,
els petons que no tornaran
i la teva veu severa,
però justa, em mostren
com l’amor també
es pot sentir en cada glop
de la nostra distància.

Nou fou una nit qualsevol
en la que el teu laconisme
es tornà un caudal desbocat,
successió de síl•labes calentes
i tendres, de carícies
amb la veu de la terrassa
on ens vam trobar,Sergey Kochurkin - 02
per segellar un pacte secret
entre la meva veu
i el teu silenci.

Nou fou una nit qualsevol
en la que em parlares,
entre llàgrimes de pardal,
de l’aigua i l’oli
que no poden viure junts
encara que s’estimin,
encara que vulguin
canviar la seva essència,
fent que el petons
dormin a les butxaques
dels pantalons.

Aquella no fou una nit qualsevol,
fou la nit dels dos,
fou la nit de tu i jo.
Mai més, nosaltres.

Autor: David García Borrás

Fuente original: https://dagaborras.wordpress.com/2014/08/02/no-fou-una-nit-qualsevol/

Ilustraciones de Sergey Kochurkin

poemas de amor, versos húmedos (42)

UN BUEN COMIENZO

La veo
casi todas las mañanas.
Me siento en un banco
del parque,katia chausheva
y a la misma hora
de siempre,
ella pasa
justo a mi lado,
imperturbable.
Yo la miro
y pienso en que quizá
podría ser el hombre
de su vida.
Ella ni siquiera
me mira.
Nunca lo ha hecho.
Algún día quizás
lo haga.
Quien sabe.
Lo mejor de todo
es que aún
no hemos discutido.
Nadie podría decir
que esto no pudiera ser
un buen comienzo.

Autor: Pedro César Alcubilla

Fotografía de katia chausheva

Fuente original: https://versosdesangreybarro.wordpress.com/2015/08/06/un-buen-comienzo/

Acércate Victor Ostrovsky - 15
si tienes cojones
y permíteme
que
te manche
el alzacuello
con carmín.
Sólo entonces
dejarás
de preguntarte
cómo
sería
tu vida
con una mujer.

Autor: Julio Romero

Ilustración de Victor Ostrovsky

CONTEMPLANT EL TEU COS NUAnna Marinova - 04

Contemplant el teu cos nu,
imatges del passat tornen a casa
i em fan bé.
No sé si de matí, quan marxis,
encara guardaré l’aroma,
deixa’m ara, doncs, assaborir-la i
restar plàcidament observant-te.

Autor: Carles Cervelló

Ilustración de Anna Marinova

salva soler 13Tú amas la música,
yo te amo a ti.

Autor: Agustín Calvo Galán

BAJO LAS SÁBANAS

El miembro
erectoMichael Klein - the next day (2008) late
cubierto por las sabanas,
enhiesto
bajo el roce de tus nalgas.

Al alba
descubre
tu ausencia
enredado
en un orgasmo
agónico,
solitario.

Autor: Javier Solé

Ilustración: Michael Klein, “the next day” (2008)

Del poemario “El cementerio que habitan los vivos” (ISBN 978-84-9076-351-3)

Gavin Calf - 02

Ya no me cabe más humo dentro.
Mi cabeza es un cajón vacío.
La monotonía de siempre
como parte indispensable del mobiliario.
La música no consuela,
aburrimiento, rutina.
La droga ya no cura mi espíritu roto.
Echo tanto de menos tu cuerpo abandonado,
tu sexo afeitado,
tus caricias regaladas,
tu boca profunda,
el entusiasmo de tus pechos.
No quiero palabras, ninguna palabra,
las tuyas tampoco.
Solo necesito usar tu cuerpo
un par de veces más.
Solo deseo lascivo,
solo carne

sin amor, sin “te quieros”

Autor: Pepe Pereza

Ilustración de Gavin Calf

Fuente original: http://pepepereza.blogspot.com.es/2013/08/aquel-agosto-de-nuestras-vidas.html