Poemas existenciales de Marisa Peña

Oleg Sheludyakov - 04Es cierto, nada tengo.
No me queda ya más que esa certeza.
Que las palabras son sólo ceniza,
que sólo somos sombras de un abrazo,
que llevamos la luz
de los que nos amaron
y nos vieron un día entre la niebla.

Nada tengo, lo sé.
O acaso tengo todo
lo que realmente importa.
Me cansé de escuchar a los mercaderes
del templo.
Sólo quiero la desnudez de la intemperie,
la verdad, la voz amada y la belleza.

Ilustración: Oleg Sheludyakov

mujer sin rostroCierro mis puertas
afianzo los cerrojos,
me parapeto,
protejo mi entereza.
No entrará más la luz en mis dominios.
la oscuridad extenderá su manto-
túnica oscura sobre mi derrota-.
¿Me habéis oído todos?
¿Los del sur, los del norte
los de todos los puntos cardinales?
No vengáis más.
No encontraréis cobijo
en este cuerpo que no tiene brazos,
en este rostro que no tiene boca,
en estas cuencas que no tienen ojos,
en estos ojos que no tienen llanto.

BUSQUÉ…

“Nada nos queda ya,
excepto la costumbre,
y un camino directo a la tristeza”

Marisa Peña, fragmento del poema “Jardines”

Busqué entre los rescoldos
de una cama deshecha,
de unos zapatos viejos,
de una camisa usada.

Busqué entre las palabrasBen Goossens - her very highness returns back home
que se tragó el silencio,
entre la luz herida de la aurora,
entre la soledad de mis mañanas.

Busqué en las calles,
en los pasillos,
en los portales,
en la sonrisas,
en los relojes ,
y en la tristeza de los calendarios.
Busqué en todos los adverbios…
y en algunas preposiciones.

Lo busqué donde no podía ser encontrado,
y lo perdí, definitivamente…

Ilustración: Ben Goossens, “her very highness returns back home”

mate ferge - 12Hoy quisiera que alguien me salvara,
un héroe de la vida cotidiana,
un miliciano de las cosas sencillas,
un joven corazón sin cicatrices,
un amigo sin más,
un asidero, donde colgar mis miedos y mis penas.
Hoy quisiera que alguien sostuviera
entre sus manos fuertes y valientes,
toda mi cobardía hecha pedazos,
y me dijera ven, sencillamente,
sin aspavientos, sin falsos halagos,
empujando mi ánimo maltrecho
más allá de los versos,
de los libros inéditos,
de las palabras huecas.
Hoy quisiera que alguien me arrastrara
fuera de este refugio en el que habito,
me ayudara a limpiar las telarañas,
a colgar de una cuerda lo que ha de ser lavado:
las sábanas gastadas,
la tristeza baldía,
la yerma soledad de las derrotas…
Y después de tenderlo todo al viento,
me ofreciera su hombro solidario
donde apoyar mi frágil entereza,
mi decepción vestida de domingo,
para poder, de nuevo, caminar.

Ilustración de Mate Ferge

marisa peñaEn la poesía testimonial, reflexiva y existencial de Marisa Peña la memoria de los vencidos y la ética conviven con setimientos donde la nostalgia, la tristeza y el desánimo se expresan con una depuración estilística sobria y altamente precisa.

En su blog http://enredandopalabras.es/blog/enredandopalabras/

es un placer bucear otras propuestas poéticas…

Advertisements

4 comments on “Poemas existenciales de Marisa Peña

  1. Paz y sosiego me inspiran estos poemas.
    Sin duda una de mis referente, quizás porque rememore el pasado pensando en lo que pudo ser y no………
    Seguid publicándolos para nuestro bien.
    Gracias

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s