poemas de amor, versos húmedos (117)

UN HOTEL EN LAS AFUERAS

Zapatos de tacón,
lencería de encaje negro,
el pelo recogido,
esencia de rosas sobre el cuello,
su voz al otro lado del teléfono,
respiración agitada,
una cita,
un hotel en las afueras,
sin reloj,
pero con diez samuráis recorriendo el estómago,
champán rosado,
sábado noche
afilando el deseo.
Sin remordimientos.

Autor: Marta Navarro

AMOR FUGISSER

Jo et veig, amor, i et perdo
pels revolts del camí.
Ets dolç i m’afalagues,
però a voltes m’esgarrapes
i em portes el verí
d’enyors i de desitjos
difícils de guarir.


Autor: Quima Jaume

Ilustración de Emiliano Grijalba

POEMA FLOTANTE

No importa lo que pase entre nosotras, tu cuerpo
siempre estará conmigo – tu dulce y delicada
forma de hacer el amor, como la hoja en espiral
del helecho cabeza de violín en bosques
bañados por el sol. Tus muslos, viajeros, generosos,
entre los que he puesto mi cara una y otra vez –
el lugar, inocente y sabio, que mi lengua ha encontrado allí –
la viva, incesante danza de tus pezones en mi boca –
tu forma, firme y protectora, de tocarme,
buscándome, tu lengua fuerte, tus dedos finos
llegando al lugar en el que había estado esperándote durante años
en mi cueva rosa húmeda – pase lo que pase, esto es.

Autor: Adrienne Rich

 Ilustración: Soledad Fernández, “Desnudo entre papeles” (1998)

LA PASIÓN

Salimos del amor
como de una catástrofe aérea
Habíamos perdido la ropa
los papeles
a mí me faltaba un diente
y a ti la noción del tiempo
¿Era un año largo como un siglo
o un siglo corto como un día?
Por los muebles
por la casa
despojos rotos:
vasos fotos libros deshojados
Éramos los sobrevivientes
de un derrumbe
de un volcán
de las aguas arrebatadas
Y nos despedimos con la vaga sensación
de haber sobrevivido
aunque no sabíamos para qué.

Autor: Cristina Peri Rossi

Ilustración de Xi Pan

Va ser cos d’una nit;
somriure que s’oblida;
paraula que no deixa cap empremta.
Em va entretenir, però,
la seva voluntat
d’esdevenir record inesborrable.

Autor: Pilar Cabot

Ilustración de Michele Del Campo

Fue cuerpo de una noche;
sonrisa que se olvida;
palabra que no deja ninguna huella.
Pero me entretuvo
su voluntad
de convertirse en recuerdo imborrable.

ESPERA

En esta estancia, ya sin confidencias,
nuestros jazmines de ayer ya no aroman…
Solamente para ti me he vestido,
para ti sola he soltado mi pelo…

He escogido joyas… ¿Te gustarán?
En mi inquieto corazón estás tú…
¿Cómo me verás? ¿Qué me dirás tú,
amiga, al cruzar mi umbral al ocaso?

Habrá lluvia de violetas y de algas
cruzando el ventanal verde y violáceo…
Saboreo la angustia de esperar
la dicha que vendrá cuando anochezca.

Silente espero la hora que he soñado…
La noche con su manto oscuro y claro…
Mi alma infinita esparcida en el aire…

Está templado, y ha salido la luna.

Autor: Renée Vivien

Ilustración: Romaine Brooks, “Lady Troubridge” (1924)