Esther Cabrales versus Luke Hillestad

Y si el amor
no fuera tal cosa
sino otra bien distinta,
un depredador que
acechando
se cerniera sobre nosotros
para devoramos
y roer nuestros huesos
o, peor aún,
una sanguijuela
chupándonos
muy poco a poco
la sangre,
alimentándose,
engordando mórbidamente
hasta dejamos secos.

Autor: Esther Cabrales

Ilustración de Luke Hillestad

La vida comienza
en un gran dolor,
en un inconsolable llanto.
Y así permanecerá
doliendo
hasta la edad de la muerte,
momento de bálsamo,
del silencio
de toda la nada.

Autor: Esther Cabrales

Ilustración de Luke Hillestad