poemas de amor, versos húmedos (104)

PUENTE DE PIEDRA

Había un puente. No era de piedra.
No guardaba un pasado, ni besos, ni suicidas.
Era vulgar. Un puente de cemento
con su blasfemia a cuestas.
Con el paso de tiempo
no sería una ruina de apellidos arcaicos.
Lo crucé. Tenía que cruzarlo.
Cuántos puentes después de hormigón
me cedieron el paso,
ni uno sólo de piedra.
De piedra sólo ha sido
el puente hacia tu abrazo.

Autor: Blanca Sarasua

Ilustración: Pissarro, «Vue de Pontoise, quai du Pothuis » (1867)

Cuando joven fui sierva
de los primeros besos, los que se dan
como rito de entrada en una nueva religión.

Tantos dioses. tanto fervor.
Tantas camas como altares.
Tantos cuerpos bellos como cristos.

Las manos pulsando espaldas
con la fe de una beata
que toca el órgano en la iglesia.

En el día del juicio, se sabrá la verdad:
yo fui una diosa sin perro
una perra sin dios.

Autor: Ana Pérez Cañamares

Fotografía: katia chausheva, «les amours imaginaires»

entro lentamente por tus venas
hasta inundar
todos los rincones de tu cuerpo
rescato tu nombre milenario
en cada arteria
te pierdo y me encuentro
en la profundidad de tu mirada
sin compañía alguna
invado tus pulmones
y vivo
y me recreo
con el aire que respiras
avanzo por debajo de tu piel
y organizo con exactitud
el metabolismo de tus penas
y tu cuerpo se convierte
en la zona sagrada de mi vida.
sin embargo,
hoy es mañana
y mañana será nunca.

Autor: Emilia Cornejo

Ilustración de malcolm Liepke

IX

Me desnudas.

Miles de años
hace que morimos.
La muerte es lenta.

Morimos.
Te demoras en mis hombros.
Necesitas mi olor.
Nos inventamos.

Qué es esto de invadir así la vida,

qué significa comprobar un cuerpo.

Yo soy tu cuerpo.

Hundirte en mí

es regresar al universo.

Autor: Ana Emilia Lahitte

Ilustración de Yolanda Dorda

FUGITIVOS

Mientras seamos fugitivos
que apaguen la luna y las leyes
que se inclinen los faros
de todos los puertos,
que estalle el corazón en mil pedazos
y el sol cubra de cobre las calles
y mis zapatos.
dame un jugoso rayo de luz
y seguiré navegando.

Autor: María Jesús Beristain

Fuente original:  https://mjberistain.com/2020/02/21/fugitivos/

Ilustración: Emile Claus, “London Waterloo Bridge” (1918)

Tenir-ho tot alhora

Els que es permeten el luxe de dir que no,
i els que van darrere i darrere.
Les que sovint canvien de ballador,
i les que sempre ballen amb el mateix.
Els més prosaics
i els de relacions platòniques.
Les que només volen la flor,
i les que prefereixen el fruit.
Els que ho volen tot
i les que no volen res.

No em feu decidir, perquè
en la varietat està el gust.

Autor: Helena Bonals

Fuente original: http://encadaversquehasentes.blogspot.com/2020/05/tenir-ho-tot-alhora.html

Ilustración de Michele Del Campo