el aprendiz de brujo (582): manumición

Y dejó aquí mi ropa, mi costumbre,
el peso de mi nombre,
el cristal de mi infancia,
la piel que visto,
el tacto del poema,
la sed, el hambre, el timbre
de mi palabra.
Dejo la casa que fue mía:
los jazmines, la siesta en sombra,
la parra fresca, la belleza.
Dejo la puerta abierta…
Entrad, mirad, buscad…
No queda lo que fui:
Queda la jaula.

Autor: Esther Garboni

Ilustración de Do Duy Tuan