el suicidio (58): Paula Sinos

“A veces me pregunto si será mi propio aliento el que empaña la vida.” (Paula Sinos)

Paula Sinos Montoya nacida en Baracaldo (Vizcaya) en 1950. Ella sufrió de una temprana esquizofrenia, por lo cual estuvo recluida y sin vínculos sociales. Dejó un único libro titulado Contagio o la imposibilidad de una ilusión. Su muerte, la madrugada del 4 de diciembre de 1981, la cuenta el maquinista del tren que cubría la ruta Bilbao-Portugalete: “Vi un bulto a lo lejos, al final de la recta y creí que se trataba de un perro, no sé… un animal. Pité, pité y pité y no se apartaba. Estaba arrodillada, esperándome de frente. Frené, pero era tarde. Jamás olvidaré aquel rostro, su estúpida mirada”.

Estorbo
Siempre puedes pensar que fue el tren el que se arrojó a ti.

El peso del tesoro

Nunca debí escucharos, fantasmas
que alojasteis en mi pecho esta absurda
pasión por las palabras.

¿Acaso vuestro arte os liberó de algún tormento,
os procuró más dicha?

No fuisteis sino necios mendigos de sueños,
fanáticos avaros de ilusiones,
mezquinos saqueadores de esperanzas.

Nunca debí escucharos, oh amados maestros
que enterrasteis en mi alma la fe
de vuestro ingenuo botín.
Nunca debí escucharos, nunca debí seguiros.

La realidad ahora me conoce

Fotografía: Gabriel Isak, “A New Opening”