la mirada compasiva de la poesía de Eduardo Jordá

Yo le rezo al café de la mañana.
Le pido que me traiga la paciencia
de la que está hecha, sí, toda alegría.
Le pido conversar con mis abuelos,
que llevan muchos años en la tumba.
Le pido que me traiga los recuerdos
que me enseñen quién fui, y cómo seré algún día.
Y le pido también, con cada sorbo,
que hasta mí traiga el canto de los mirlos,
y unas nubes huidizas, y una música
que me haga regresar a los lugares
en los que nunca he estado. Y le pido
el amor de los míos, que es tan frágil
como el brezo que crece entre las rocas.

Ilustración de Gary Bunt

Mirlo

Conocemos su canto en la mañana,
temprano, muy temprano,
cuando nos reconforta oírlo, alegre,
bajo la lluvia desvelada.
Pero nada sabemos de sus hábitos
de pájaro agresor que coloniza
territorios ajenos,
y que destruye nidos, y que roba
los huevos más pequeños,
y que hace desdichados
a otros pájaros menos testarudos.
De su vida secreta, no sabemos
nada; o mejor dicho,
preferimos creer que no sabemos.
Nos basta con su canto,
su canto desvelado que nos mece.
Pero otros muchos pájaros, más débiles,
o quizá más modestos,
pagan por ese canto con sus vidas.

Ilustración: Irene Mala, “dama y mirlo”

EL HIJO PRÓDIGO

Este hombre que camina con desgana
por esta misma acera, a ti te sigue.
De él lo has olvidado casi todo:
el origen incierto de sus pasos,
el eclipse lunar de sus pupilas,
la borrosa ecuación de su memoria.
Camina hacia su casa, inseguro,
como quien se ha perdido en los túneles
de una cuidad entrevista en un sueño.
Cuando llame a su puerta, sentirás
la misma dolorosa gratitud
de quien va a recibir al hijo pródigo.
Regresa el que se fue a hacerse un hombre,
pobre como una rata pero al fin
libre de ti y seguro de sí mismo.
Dale tu mano, que es su propia mano.
Dale tu compasión, que fue la suya
por todo lo que hiciste. Al malgastar
su vida, malgastó también tu vida.
Hace tiempo que esperas su llegada.
No vaciles ya más. Abre la puerta.

Fotografía de Kyle Thompson

Eduardo Jordá (Palma de Mallorca, 1956) ha residido en los lugares más variopintos -un hospital de Burundi, una isla de Malasia, una granja del oeste de Irlanda- hasta finalmente establecerse en 1989 en Sevilla. Poesía que rehúye etiquetas, se sitúa entre la realidad y la ficción. En su ecuación el lenguaje poético debe integrar emoción, inteligencia y música, por este orden.

Toda la poesía hermética o incomprensible es un fraude, igual que ese vocabulario pseudo-científico que usan los adivinos y los parapsicólogos para engañar a los incautos y sacarles unas perras; la verdadera poesía debe ser fácil de comprender.”

Al poeta le gusta que la poesía “cuente cosas, describa lugares y situaciones y sirva para reflejar la complejidad de la vida” y le desagrada “la poesía que reivindica o que sermonea, o la que da instrucciones, o la que grita con un megáfono, o la que se lamenta, o la que parece el producto de una sesión de terapia psíquica en un sanatorio mental”. Jordá prefiere la poesía que le habla al lector en voz baja, como en una conversación agradable en un bar”

Más poemas en:

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/02/14/mirando-nubes/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/02/23/de-la-mano/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/03/13/milenio/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/03/19/my-wife/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/04/29/diez-anos-ya/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/05/10/tarde-de-mayo/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/06/03/el-poema-que-mi-abuelo-nunca-escribio/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/06/21/pero-sucede/

https://blocdejavier.wordpress.com/2018/06/27/el-tordo/

Anuncis

One comment on “la mirada compasiva de la poesía de Eduardo Jordá

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s