poemas de amor, versos húmedos (82)

La impericia de un roce,
de una caricia,
de una palabra,

se aventaja con el regreso
de esa ternura desterrada.
Tan evadida por desilusiones anteriores.

Pero que siempre estuvo ahí,
como el polvo suspendido de la calle.

Autor: María Alejandra Fuenzalida

LOS AROMAS DE UN HOMBRE

Tu piel huele a barro fresco
como un Adán recién puesto en la tierra.
Hay olor a cascadas en tu pecho,
hojas secas y flores en tu aliento.
Un olor marino te atraviesa el cuello,
aroma de campo que desciende en tu cuerpo.
Musgos bajo tu ombligo
fragantes de deseo.
Olor de lava quemando tus piernas.
Cenizas en que ardiste.
Huele a humo tu ausencia.

Autor: Roxana Miranda Rupailaf

Ilustración de Fabián Pérez


Contemplar el semen blanco oro líquido desperdiciado
como una
Magdalena devota. Sobre los cuerpos estirados en las sábanas
pero encogidos uno-en-
otro,
echo de menos
todos los hijos que no fueron.

Autor: Yasmin C. Moreno

Ilustración de Duarte Vitoria

ABANDONO ELÉCTRICO

Abandónate
no pretendo cuidarte
sólo respirar contigo
latir juntos en un redoble eterno.

Abandónate
sin miedo:
quemaremos el cielo
para beber de las nubes.

Abandónate
pero no me dejes
dame tiempo a desquererte

a morir de tedio.

Autor: Elena Barrio

Fuente original: https://elenabarrio.blogspot.com.es/2015/04/abandono-electrico.html

Fotografía de Laura Makabresku

Si durmieras cuando yo llegara
No olvides que mi silencio
Es más grande que la distancia existente entre nuestros ojos.
Así cuando me mires
Piénsame
No estaré más triste
Acaso la permanencia de este paisaje
Sea todo nuestro secreto.

Autor: Silvana Domínguez

Fotografía de René Groebl

No hay sino dos cuerpos
como dos jadeos
antílopes extenuados
cuyos músculos
se alargan y contraen
ciegos
a la carrera hacia delante
por la pradera que se cruza
a dos velocidades
si todo lo que son escapa
y muere huyendo

Autor: Rosa Lentini

Anuncis