poemas de amor, versos húmedos (60)

NO ESTOY PENSANDO EN ESO

pascal-dagnan-bouveret-une-noce-chez-le-photohraphe

La gente se casa
Y yo no estoy pensando en eso
Tienen bebés
Y yo no estoy pensando en eso
Compran propiedades
Y yo no estoy pensando en eso
Se enamora
Y yo no estoy pensando en eso
Se compromete
Y yo no estoy pensando en eso
Pero el otro día te enojaste
Porque asumiste
Que me quería casar con vos
Y comprar un bebé
Y alzar una casa
Y abrazar un compromiso
Y yo
Que no estoy pensando en eso
Pienso que estás enojado
Porque vos sí querés
Y no te bancás
Que yo no piense en eso
Porque son cosas
Que debería de querer
Pero sí quiero
Darte un beso
Y sí quiero
Acariciarte la nariz y alrededores
Y prepararte una torta
Y comerla en la cama
Y que mis ojos te digan
Lo mucho que te deseo
Como si fuesen palabras
Pero son los ojos
Mis ojos diciéndote
Que te deseo tanto
Que un día
Tal vez
Quiera
Con vos
Todo eso
Pero hoy
Quiero mirarte
Comerte
Y darte de comer

Autor: Lucía Nische

Ilustración: Pascal Dagnan-Bouveret, “Une Noce chez le photohraphe”

BARCO DE PAPEL

irene-cruz-02

Mi astillero te envía este barco, amor,
es de papel
ni navíos de quilla dura
ni navíos de proa afilada
quedan.
Tan sólo este barco de papel, amor,
y esta voluntad entera
de volver a navegar…

Autor: Ana Amoros

Fotografía de Irene Cruz

lorena-diaz-02

El amor tiene instinto de francotirador

Una sobredosis de miedos,
con recuerdos encerrados en manicomios,
el vértice de los huesos,
el eje (de mi mundo)
desviado.

Palabras remangadas, esperando
primaveras, mariposas tristes
con alas de mercurio,
pájaros que olvidaron emigrar,
por no abandonar el nido,
los sauces abrazando tristezas de invierno.

Demasiados espejos, demasiadas paredes recién pintadas,
demasiadas puertas con candado…

y sólo un ventanal, una vidriera
para recordar los colores del aire frío.

Todo esto en una taza de café
(amargo como el pozo del silencio)

Autor: Janina Sfectu

anatoly-toor-08

Créeme,
por más que ejercites tu cuerpo,
si no musculas tu mente,
poco más salvaremos de un Nosotros huérfano de ti.

Autor: Isabel Abad

Fotografía de anatoly toor

jordi-diaz-alama-03Derretirse entre caricias con ritmos
e intensidades diferentes,
vivir la vida por sorpresa.
Encontrarse en medio de dos silencios
que solo se convierten en sonrisas.
Recibirte sin más que este corazón desnudo de miedos
y vestido con esperanza.

Autor: Abril Paz

Ilustración de Jordi Díaz Alama

ESE PUTO MILAGRO DIVINO

que siempre pestañeo
cuando pasan estrellas fugaces,
que lloro viendo anochecer en el mar
o escuchando a Ludovico Einaudi
porque me siento
incapaz
de
abarcar
tanta
belleza
y eso me llena de tristeza,
que tengo un corazón en dos por cuatro
y un silencio entre los labios,
que temo más a la oscuridad
que a los monstruos,
que no pertenezco a ningún lugar
porque abandoné mi casa
para cohabitar con mi existencia
y debo mil facturas,
que no confío en quien me quiere
por no salir de mi rutina,12993442_1082655251791696_3740153042251579928_n
que escribo
porque no soporto mi ruido
y todo lo demás es adorno.
Yo
que curo al alcohol
con mis heridas,
que nunca aprendí a ser feliz
más allá de mí misma,
que me resulta imposible
mirar a otros ojos más de tres segundos
porque me aterra ser descubierta,
que no sé mentir
pero desconozco cuándo digo la verdad,
que echo de menos mi futuro
y así con todo,
que soy tan minúscula como el punto de una i
y prescindible como una exclamación de apertura,
que te quiero más pero siempre después de ti.
Yo
que nunca creí en el cielo
ni en la salvación
y que concibo la redención
como un fantasma o un recuerdo…
Permíteme confesarte
a ti,
ángel subido a mi pecho:
que de repente vi tus brazos salados abriéndose como dos nubes de agua,
tu busto sinfónico inflándose como un huracán dentro de un volcán en erupción,
tus ojos espumosos destapándose como las puertas de mi fe ante las certezas,
tu boca llenándose de mandamientos impenetrables como rocas milenarias,
tus piernas benévolas empapando mi suelo de flores anacaradas,
tus dedos silentes ahogándose entre esdrújulas arrítmicas, marítimas y selváticas,
tu voz glorificada disparando amor a mis labios resecos y perdidos…
…y aún no me creo este puto milagro divino.

Autor: Elvira Sastre

Fuente original: http://bleuparapluie.blogspot.com.es/2013/08/este-puto-milagro-divino.html

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s