La poesía de Alberto Cubero con la pintura de Juan de Ribera

juan-de-ribera-berenguer-hospital-1959
Es en los arrabales donde sobrevive la luz y el aire resulta respirable. Allí aún suenan el hondo gemido del deseo y el color indeterminado de las ilusiones. A pesar de ello, están prácticamente deshabitados. Hay tanta calma. Hay una palabra hermosa inscrita en la entrada de cada casa y de las ramas de los árboles cuelgan farolillos labrados por la imaginación de los niños. Y, sin embargo, apenas unos pocos llegan hasta los arrabales.

¿Será por la calma? ¿Será por la luz y la palabra?

juan-de-ribera-berenguer-paisaje-del-litoral-de-pinedo-hacia-el-puerto-de-valencia-1995Junto a los rompientes de los acantilados viven los que fueron expulsados del laberinto. No tienen rostros de desterrados. No hay tristeza ni congoja en sus ojos. Pasean entre las rocas, contemplan el vuelo de las aves, respiran profundamente. Sobre todo esto último, respiran profundamente. De cuando en cuando, dibujan en el aire sueños a los que no ponen nombre. Cada noche, una pequeña embarcación viene a recogerles. Ellos dicen que viene del faro del fin del mundo y que les lleva allá de donde no se regresa. Les gusta imaginar eso. En realidad, les lleva mar adentro para mostrarles el secreto de la tiniebla.
juan-de-ribera-berenguer-plaza-redonda-de-valencia-2009Los muertos escuchan, esperan, sufren. Saben lo que está sucediendo. Lo que ha sucedido. Escucharon el derrumbe de las elipses, el estallido de las esferas, el grito ensordecedor de los lugares abandonados. Fueron los muertos los que enterraron a las flores degolladas. Ahora están junto a ellos, pletóricas de silencio y caricias. Fueron ellos los que intentaron recomponer las elipses, las esferas, los que enfrentaron las manos vacías a la hemorragia de la sinrazón. Nadie habla ya con los muertos. Su sabiduría fue desdeñada por el predicador, por la altivez, por la egolatría. Ellos esperan con la templanza de quien vive sin tiempo. Porque los muertos viven, pero sin tiempo, en otro tiempo, como viven los soñadores. Y como los soñadores, esperan pacientemente la resurrección del agua y el regreso de la luna.

Textos de Alberto Cubero Mellado, de su poemario Hendidura (2014) e ilustraciones de Juan de Ribera Berenguer.

alberto-cuberoAlberto Cubero Mellado (Madrid, 1972), poeta y ensayista, licenciado en Económicas. Es profesor de talleres de escritura creativa y creación poética en diferentes instituciones. Conferenciante habitual en universidades y centros educativos. En los últimos años, se ha interesado especialmente en la potencialidad terapéutica del lenguaje poético. De ese interés ha surgido un taller de escritura en el CRPS (Centro de Rehabilitación Psicosocial).

Define a la poesía como arqueología de las emociones y su propuesta gravita con el poema como reflexión e indagación

Anuncis

One comment on “La poesía de Alberto Cubero con la pintura de Juan de Ribera

  1. Retroenllaç: La poesía de Alberto Cubero con la pintura de Juan de Ribera — Fragments de vida | vigabrielo

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s