la infancia (44): el hijo de Begoña

R A D I G A“Mi hijo ha sido madre.
En su marsupio lleva a sus crías. Hace las cosas generosas y sencillas que siempre adjudican en los cuentos a las madres amorosas: baña y seca el pelo; hace coletas y raya a un lado, cocina y hace postres; tiende la ropa limpia; hace disfraces; ayuda con los deberes del colegio; consuela y acaricia, busca tiempo para jugar y cuenta cuentos como nadie. Inventa mundos, sabe escuchar y nunca miente. Reconoce que a veces se equivoca y que otras se pone triste y puede llorar, porque es fuerte y tierno a la vez. Pero lo mejor es que algunos días hace novillos de padre y se escapa un momento y acude al patio del colegio, por sorpresa, a buscar a sus crías para poder robarles un beso que no tocaba.
Sus crías saben que tienen un papá que ha sido madre y se sienten felices con esa suerte.”

(Begoña Abad)

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s