amores cotidianos (187): flores secas en primavera

PRIMER AMOR

hojas del otoño en un banco

a J.

Un hombre de cincuenta años
se agacha
con torpeza
o con tristeza
recoge flores secas
confecciona un bonito ramo
que depositará en febrero
en la tumba del primer amor.

Nunca espera
las flores de la primavera
le parecen demasiado hermosas
para testimoniar su pena.

La joven que amaba
murió hace más de treinta años,
ella catorce, él quince.

Cuando le dieron la noticia
los árboles del patio de la escuela se reían
las hojas muertas no le dejaban caminar.

Un beso,
sólo un beso
con los labios y sin lengua
unas palabras mal dichas
una discusión intrascendente
el noviazgo suspendido.

Cada febrero
de los últimos treinta años
con las flores secas
imagina hacen las paces
se besan una muerta de catorce
con un viejo de cincuenta
pero ahora si es un beso completo
con lengua y hasta el final de la primavera.

Autor: Javier Solé

Poema incluido en el libro de relatos  “Golondrinas suicidas” (ISBN 978-84-9115-967-4)

 

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s