la vida y la muerte (52): Jaime y Sara. Poemas de Ana y María del Pilar.

NO SÉ

Y qué decirte hoy, cuando he vivido
tres veces más sin ti
que el tiempo que te tuve.
Que todos estos años están llenos
de infinitas preguntas,
que ya no sé tu rostro ni tu cuerpo,
que tu risa se pierde en la memoria,
que quiero recordarte y solo veo
una imagen difusa que se aleja
como si fuera un tren que corre sin destino.
No sé bien si soy yo la que se marchaMontserrat Gudiol - Mujer con niño sobre un muro
a envejecer sin ti por esos mundos
o la que permanece en el andén
cuando te han arrancado de mis brazos.
No sé.
Pero es cierto que el tiempo
me ha vuelto otra persona,
que es distinta mi forma de pensarte
pues no hubiera podido
llorar sin tregua todos estos años
sin que se me secara la fuente de las lágrimas.
Y sin embargo no me he vuelto más dura,
aún lloro de rabia y de impotencia,
aún me duele el dolor de los desheredados,
aún me estremecen
los niños de tu edad que duermen cada noche
sobre un suelo de fango y de injusticia
ante los ciegos ojos europeos.
No sé.
Quisiera tener fe y creer que los miras
desde tu privilegio
de niño rico que murió en la cama,
no de miseria, no de genocidio,
de brutal genocidio consensuado
entre viles gobiernos criminales.
No sé, mi amor,
ni dónde estás ni siquiera si eres
un poco más real que una dulce entelequia.
Sólo sé que serás mientras yo siga siendo.
Y también sé, mi vida, que fuiste afortunado.

Autor: Ana Montojo

Ilustración: Montserrat Gudiol, “Mujer con niño sobre un muro”

Piedra de vida

zen_stones_by_3dbastiBrevis aetas, vita fugax  (“El tiempo es corto, la vida fugaz”).

Pasaste por nuestra vida
como lo hacen las piedras, desde la solidez de su linaje
abrazando la espesura de lo sutilmente bello,
inertes al arroyo.
Atenazada por lo vacilante de nuestros pasos
desde el rigor de tu piel interminable ,arañando lo absoluto.
La piedra no es providencia del camino, hazte compasiva rama
y las verás desde las lindes igualitarias
salir de su silencio hechas canto de natura.
No pretendas que su danza complazca las carencias
de saberte desdibujado vaivén en las tripas del viento.

fuiste piedra sagrada; hacedora del exhaustivo reposo
en la orfandad del colibrí, holgado néctar de flores,
pincel posado en lo perpetuo del día
donde los colores te nombraban complacidos.
Asi como los pulgones roen los frutos poco a poco
las maravillas consagradas en mayo probaron
el áspero de los labios desnudos.
Con la templanza de lo estipulado en alguna estrella,
una nota, una sola nota de flauta
es capaz de calmar al mundo.

dueña de todo lo visible e invisible
robaste un sueño de extrañeza a todas las cosas.
Pasaste por nuestra vida,
como una piedra en Sión, angular y escogida.
Piedra del templo de Dios,
tan hecha a la incierta permuta de nuestras voluntades
que las terrenales aguas no te sirvieron para sanarte.

Autor: María del Pilar Gorricho Del Castillo

Fuente original: http://pilargorrichodelcastillo.blogspot.com.es/2016/01/piedra-de-vida-sara.html

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s