Poemas de Rosa Silverio

 

DeAngel - en cruz azulPadre mío, padre mío
aquí en la cruz tu hija agoniza
mira la herida en mi costado
mira la vil corona que me han puesto
mira los clavos que me cruzan.

Padre mío, padre mío
la masa de poetas ya se aleja
solo la madre me acompaña
el viento sopla con fuerza
y todo se ha oscurecido.

Padre mío, padre mío
estoy cerca de la hora
ya el buen ladrón se ha ido
y tu hija está cansada.

Padre mío, padre mío
por qué me has abandonado.

Ilustración: DeAngel, ” en cruz azul”

Andrius Kovelinas - 03Cuando todo se oscurece
yo me desnudo para ti
y no siento miedo.
Me recuesto sobre tus pechos diminutos,
sobre tu sexo algodonado,
sobre tu alma de buitre y de serpiente.
Acaricio tus formas de mujer
y me sorprendo descubriéndote,
enamorada de tu mirada de bruja y de tigresa,
de tu lengua acuática y misteriosa,
de todas las auroras que tejimos juntas
y que hoy destejemos mientras nos burlamos de Penélope.
Porque cuando todo se oscurece
tú y yo nos iluminamos por entero,
abrimos el corazón de par en par
y salimos a probar manzanas prohibidas,
a abrir cajitas de Pandora
y a desenmascarar a todos los monstruos de la tierra.
Por eso cuando oscureceAndrius Kovelinas - 02
yo me acerco a ti como un olivo o una enredadera
y me atrevo a recorrer todos tus caminos.
Te susurro algunos versos de Safo
y suavemente dibujo las delicadezas de tu ser.
Y así sucede siempre.
Cada vez que oscurece
yo te siento cercana y transparente
y te amo.
Bebo sorbos de tu copa
y me sonrío.
Espero a que se descorran los velos
y te invito a pasear juntas
bajo la luz de primavera,
entre pústulas y flores,
sin temor a las preguntas,
tomadas de la mano.

Fuente original:

http://rosasilverio.blogspot.com.es/2007/07/imagen-amigasgustav-klimt-slo-quien-no.html

Everett Millais - el valle del descanso (1858)Ahí va el gran ataúd
de tan ligero parece que flotara,
parece que va encima de una nube.
Lo llevan algunas manos torpes,
las otras están en la hora de la siesta.
Ahí va la caja negra,
adentro se mofa la carroña.
Ha dejado la desgracia en nuestras casas,
va dejando el rastro de la bestia.

¿Quién de ustedes será el enterrador?
¿A quién le tocará cavar la tumba?

Desde su ventana, una niña observa el cortejo.

Fuente original: http://rosasilverio.blogspot.com.es/

Ilustración: Everett Millais, “el valle del descanso” (1858)

Mata a la gallina

Llegó la hora de la enfermedad y de la angustia
el tiempo de los gusanos
la hora de los aullidos
de la sombra y las enredaderas
Llegó el momento de descargar la pistola
de matar a la gallinaAkseli Gallen-Kallela - vieja y gato (1885)
Nadie podrá encontrarte
nadie podrá señalarte con el dedo
o condenarte
o vengarse por tu crimen
El velo miserable de la noche te protegerá
en ese instante
y todos los lobos estarán contigo
Así que lanza tu telaraña seductora
mete a la presa en el corral
engórdala
y cuando haya transcurrido
la estación de los crisantemos
cuando no haya luz, ni un caracol
ni una descarga eléctrica en el horizonte
mata a la gallina
destrúyela
mátala
mátala
mátala.

Fuente original: http://rosasilverio.blogspot.com.es/2010/09/mata-la-gallina.html

Ilustración: Akseli Gallen-Kallela, “vieja y gato” (1885)

rosa silverioRosa Silverio (República Dominicana, 1978). Actualmente vive en Madrid, España. Es periodista, escritora y activista cultural. Poesía contundente, sincera, en un estilo impecable.

Más información en: http://rosasilverio.blogspot.com.es/

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s