La sencillez íntima de los poemas de Maria Luisa Mora Alameda

Llanto

Este dolor se tiene que arreglar con algo.
No se puede sufrir de esta manera tan injustaZinaida Serebriakova - Self-Portrait with Daughters
sin que la vida nos entregue otra cosa a cambio.
Este dolor tiene que terminar un día;
romper con los dientes tanto desengaño;
que vengan los padres y nos besen;
que lleguen las madres y nos acunen;
que vuelva la primavera y lo desborde todo
de verdad y de milagros.
Porque es injusto sufrir de esta manera.
No hemos cometido otro pecado
que el de querer y confiar en la esperanza
y estar sin la esperanza todo el rato.
Este dolor tiene que terminar un día.
La vida tiene que entregarnos algo
de lo que nos debe
a todos los que creímos tanto en la justicia
y en la alegría
y estamos llorando.

Ilusatración: Zinaida Serebriakova, “Self-Portrait with Daughters”

A LO MEJOR TE HAS MUERTO

Jeremy Lipking - 12A veces no apareces.
No sé ni donde estás, cuando te busco.
Te espero en una esquina
junto al bar de la plaza, y nunca llegas.
A lo mejor resulta que estás cansado ya
de averiguarme.
A lo mejor sucede que te aburro,
que te sobrepasan mis pasiones,
que te amenazan mis verdades,
que te lacera mi tristeza.
A lo mejor te has ido a la ciudad de enfrente
a beberte, de un sorbo, la esperanza.
Y a mí me dejas sola,
sin una despedida,
sin un adiós tranquilo,
sin un beso en la frente delicada.
O a lo mejor te fuiste
a recorrer las calles que te quedan
para encontrar, en ellas, el ritmo sin cuartel de la mañana,
a visitar iglesias decadentes
y esculturas pobladas de gusanos.
A lo mejor te estás limpiando la suela de un zapato,
mirando plantaciones de azucenas
para invertir en ellas
el oro que encontraste entre tus cosas.
Quizás tropezaste al subir la escalera del recuerdo
y se te desbarataron los planetas
y tuviste que enyesar tu corazón algunos días.
A lo mejor, sencillamente, se te haga pesada mi amargura
y temas que puedas contagiarte con su lluvia.
A lo mejor sucede que te has muerto.

Ilustración de Jeremy Lipking

SOLEDAD

Amo la soledad
que dura un poco:Leon Spilliaert - Young woman on a stool ( 1909)
la que te besa y vuelve,
otra vez, a su guarida;
la que te araña brevemente
el corazón
para, después, curarlo con su ausencia.
Amo su curvatura rectilínea,
su paraguas roto,
la frágil mano de cristal
con la que atraviesa los espejos.
Amo la soledad que calma, cuando toca
con sus labios,
los bravos mares del instinto;
la que no penetra demasiado en la casa;
la que no juega a morder, como un león,
al dios que la alimenta;
la que sopla con breve brisa
el pecho que la recibe;
la que, después de dejar su recado,
coge el coche
y viaja hasta un país que desconozco.

Ilustración de Leon Spilliaert, ” Young woman on a stool” ( 1909)

maria luisa mora alamedaLa poesía de María Luisa Mora Alameda (Toledo, 1959) es próxima e íntima, se lee como el más cotidiano de nuestros actos, con la misma fluidez con que soñamos, pintando imágenes que colorean nuestro día a día. Acercarse a sus poemas es como regresar al hogar materno, a los aromas familiares, a los rincones secretos de una madre, a la dureza reconfortante e inevitable de lo cotidiano.

Más información en su blog: http://moralameda.buenblog.com/

 

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s