Dos poemas de La casa del silencio: Sólo flores y Noche de verano

SÓLO FLORES

Un ovillo infecundoChristian Schloe - 14
en el estómago
cada vez que el padre
deja a la hija
con los amigos,
en las fiestas
o en la escuela de baile.

Sólo acontece al regresar
con el automóvil
vacío
pensando
en las cosas bellas de la vida
en la felicidad de unas risas compartidas
en los planes de futuro que elaboran los jóvenes,
en toda esta dicha
que vive ahora una sola de sus hijas
mientras la otra
muda
sólo espera flores.

Autor: Javier Solé

Ilustración de Christian Schloe

NOCHE DE VERANO

“No puedo olvidar
que no tengo alas,
que no tengo mar,
vereda ni nada
con que irte a besar”

(Miguel Hernández)

 Ha llegado el veranonubes en el terrado
los días son más largos
las aulas definitivamente vacías
los niños alzan castillos en la arena
hace calor durante toda la mañana;
por la noche, al contrario,
puedo sentarme en una terraza
perseguir las estrellas
que brillan en el firmamento.

Me pregunto en cuál de ellas estás tú.

Autor: Javier Solé

Del libro de poemas “La casa del silencio” (ISBN 978-84-9095-522-2)

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s