Retratos de España (92): el perro que ladra mucho tal vez muerda poco

“-¿Qué esperamos congregados en el foro?
Es a los bárbaros que hoy llegan.

-¿Por qué esta inacción en el Senado?
¿Por qué están ahí sentados sin legislar los Senadores?
Porque hoy llegarán los bárbaros.
¿Qué leyes van a hacer los senadores?
Ya legislarán, cuando lleguen, los bárbaros.

-¿Por qué nuestro emperador madrugó tanto
y en su trono, a la puerta mayor de la ciudad,
está sentado, solemne y ciñendo su corona?
Porque hoy llegarán los bárbaros.
Y el emperador espera para dar
a su jefe la acogida. Incluso preparó,
para entregárselo, un pergamino. En él
muchos títulos y dignidades hay escritos.”

(Kavafis, fragmento del poema “Esprando los bábaros”)

athenes_old_agora

A propósito del posicionamiento del partido Podemos frente a la tragedia griega fragmento de un artículo titulado “Quo vadis, Pablo?”:

“Era susto o muerte, y los griegos habían elegido susto. Sin embargo, en una insólita interpretación de la voluntad de su pueblo, el presidente griego ha optado al final por la que él considera «única» solución viable: susto hasta la muerte. En apenas unas horas, Tsipras ha pasado de ser un superhéroe defensor de la democracia y la soberanía nacional a ser un pelele más en manos de la siniestra Troika nostra. El acuerdo ratificado esta semana por el Parlamento griego ha salido adelante con los votos en contra de 32 diputados de Syriza –Varoufakis, por ejemplo– y los votos a favor, entre otros, de PASOK y Nueva Democracia, los equivalentes helenos de PSOE y PP.

Contra casi todo pronóstico, este giro copernicano de Syriza ha contado con el apoyo comprensivo del líder de Podemos, que ha saludado resignado la claudicación al entender que el acuerdo alcanzado era «el único acuerdo posible»

No era esto, Pablo; no era esto. Hemos callado mucho para no añadir más sangre al festín de carroñeros de la palabra que se han cebado con Podemos desde que irrumpió en escena. Callamos cuando la ambigüedad comenzó a salpicar el discurso hasta empaparlo por completo. Callamos cuando el mensaje sólido e incisivo del principio se fue aligerando de peso y suavizando de forma hasta quedar hueco y redondo. Callamos cuando a la renta básica universal se le cayó lo de universal y al empoderamiento ciudadano se le cayó lo de ciudadano. Callamos cuando de los círculos se pasó a las líneas, y de ahí, a las listas verticales y cerradas. Callamos cuando el pragmatismo electoralista recomendó mecer antes que convencer; arengar, en vez de argumentar; reestructurar, en lugar de no pagar.

Pero esto ya es demasiado. Este increíble alineamiento con la Syriza cautiva y desarmada, con el Gobierno que ha acabado haciendo lo que prometió no hacer, lo contrario de lo que opinó mayoritariamente el pueblo griego (¡y lo contrario de lo que el mismo Gobierno le pidió a ese pueblo que opinara!) es ya entrar en aguas muy cenagosas.

Contra esta Unión Europea que chantajea a sus socios y tolera y ampara el terrorismo financiero internacional no valen ni la ambigüedad ni los paños calientes. Los términos del acuerdo impuesto a Grecia suponen un golpe de Estado de facto que debe ser denunciado con claridad, rotundidad y con el máximo volumen. Y también la rendición de Syriza debe denunciarse como lo que es: una traición a la voluntad popular y al mandato recibido en las urnas.”

Fuente original: http://iniciativadebate.org/2015/07/19/quo-vadis-pablo/

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s