la infancia (26): Poema de Javier Arnaiz

VEINTICINCO SEGUNDOS

No es cuestión de sentirse ausente y sólo.
Tampoco es necesario dar la vida.
Solo es ser una parte de la fuerza
que cercene la cuerda que nos ata
al poder que nos viola en nuestras vidas.

Ahora. Justo ahora. Ha muerto un niño…1016836_606278326083841_1450022667_n

y la vida, si no ponemos fuerza,
se la apropian los hombres codiciosos
los que habitan en casas sin colores
los que rompen silencios y palabras
con sus truenos de miedo y arrogancia.

Ahora. Justo ahora. Ha muerto un niño…

y la música sigue con sus notas
confusas. Y las bolsas se desploman
con la orquesta y el mercado cae a plomo
a un abismo insondable de miseria
que es lucro de opulentos millonarios.

Ahora. Justo ahora. Ha muerto un niño…

Y los pobres son pobres olvidados
víctimas sin empresa ni salario
que encabezan las listas del desahucio .
Los bancos, dan la espalda a estos vencidos,
regados con dinero del estado.

Ahora. Justo ahora. Ha muerto un niño…1459774_10200908743817174_1385276364_n

y ¿los obreros?. ¿Dónde está el obrero?.
Dentro del miedo y la desesperanza
con su mirada rota de sollozos,
con sus manos calladas. Sin palabras.
Oscurecido el sol que alimentaba.

Ahora. Justo ahora. Ha muerto un niño…

El tiempo pasa ante estos seres tristes.
Caminan por las calles deprimidos
negados del placer y la aventura,
ansían la pasión de aquellos años
de la luz, del amor y la alegría.

Ahora. Justo ahora. Ha muerto un niño…
…un niño que no cupo en nuestras vidas.

Autor: Javier Arnaiz

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s