Poemas de David Yeste

retraso

10388559_640294249422028_3407953640890440513_n

pararon el tren
en aquella estación
más tiempo del necesario
alguien dijo
que una mujer
había caído a las vías,
desde el andén
incluso refirió
que por encima
del zumbido del motor
y de los gritos
se pudo escuchar
el crujido
de sus huesos
cuando las pesadas ruedas
la alcanzaron
alguien habló, también,
de unos policías,
un notario, y una
especie
de manta dorada
luego el convoy
arrancó por fin
y hubo suspiros de alivio
yo regresé a mi libro
y los demás a sus asuntos
a mi lado
un joven miraba
en la pantalla
de su teléfono
la noticia, en bucle,
de la mujer
siendo atropellada
después, el tren
avanzaba
por el túnel
intentando
recuperar
el tiempo perdido

Fuente original: http://davidyeste.com/2014/05/29/2-retraso/

Como quien se adentra en la niebla

Como quien se adentra en la niebla
escudriño los ojos que me retan
desde el fondo de los cajones,
desde la cima de todas las alturas.

Mírame, disipa la bruma que acompaña
a los pasos, a las esperas,
a las trampas que nos tendieron.Muriel Barclay - 01

Como quien hunde el mismo cuchillo
en la misma carne marchita,
atesoro los ecos que resuenan
en los salones vacíos de la memoria.

Háblame.
Cobíjame de la ventisca que nos embiste
con el hueco de las palmas de tus manos,
para salvarnos de todos los temporales.

Como el que dobla sempiternas esquinas
y esquiva los golpes en los zaguanes,
me oriento en el archipiélago de luces
que la noche brinda a los sedientos.

Vuélvete. Que tu pelo refleje las lunas,
que se pueblen los cielos de caminos,
y que tu piel me escampe y me amanezca.

Fuente original: http://davidyeste.com/2013/10/22/como-quien-se-adentra-en-la-niebla/

Ilustración de Muriel Barclay

un gato

mujer con gato

hace semanas que no despertaba
con luz en la ventana

muestra un sol tímido, apocado,
como si llevara malas cartas
y no supiera
poner gesto de tahur

es un despertar extraño, eléctrico,
de sábana y piel pegadas
al cristal, de párpados y pasos
en el pasillo,
del magnetismo de los raíles

en el tejado de enfrente
un gato da vida, sin quererlo,
al líquen del hormigón y  las tejas

su felinidad le arquea el lomo
mientras yo cierro los ojos
y regreso, contigo,
a la luz en la ventana

Fuente original:   http://davidyeste.com/2014/12/18/un-gato/

PULSO

Un hombre camina
intentando adecuar
su pasoEugene Laermans  - El ciego
a los latidos de su pulso.

Le parece una manera
confortable de andar.

Hasta que cae en la cuenta
de que ese corazón,
al ritmo del cual
adapta su tranco,
no es el suyo.

Seguramente,
por eso
cojeaba.

Fuente original: http://davidyeste.com/2015/02/16/pulso/

Ilustración: Eugene Laermans, “El ciego”

david yesteDavid Yeste (Terrassa, 1969), músico y escritor que cultiva varios géneros (novela, relato corto…). Los poemas seleccionados muestran una poesía concisa, certera en la forma de abordar el tema y directa, sin andamiajes lingüísticos inútiles. En su blog, más propuestas con el soporte de una cuidada selección de imágenes: http://davidyeste.com/

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s