Poesía infantil de Carmen Gil

El sapo verde

Ese sapo verdeMargarita Surnaide
se esconde y se pierde;
así no lo besa
ninguna princesa.

Porque con un beso
él se hará princeso
o príncipe guapo;
¡y quiere ser sapo!

No quiere reinado,
ni trono dorado,
ni enorme castillo,
ni manto amarillo.

Tampoco lacayos
ni tres mil vasallos.
Quiere ver la luna
desde la laguna.

Una madrugada
lo encantó alguna hada;
y así se ha quedado:
sapo y encantado.

Disfruta de todo:poema-carmen-gil-g
se mete en el lodo
saltándose, solo,
todo el protocolo.

Y le importa un pito
si no está bonito
cazar un insecto;
¡que nadie es perfecto!

¿Su regio dosel?
No se acuerda de él.
¿Su sábana roja?
Prefiere una hoja.

¿Su yelmo y su escudo?
Le gusta ir desnudo.
¿La princesa Eliana?
Él ama a una rana.

A una rana verde
que salta y se pierde
y mira la luna
desde la laguna.

MI MAESTRA

loretta luxMi maestra
-es mía y es nuestra-
nos pone una muestra
con cinco vocales
que no son iguales

La a

Es gordita y tiene cola.
La trae a rastras la ola
y a veces camina sola.

La e

Con su frente inteligente;
es elegante y sonriente
y está siempre con la gente.

La i

Su puntito te hace un guiño.
Es la vocal de los niños,
la ternura y el cariño.

La o

Redonda, monda y lironda.
Duerme en camisón de blonda
en medio del microondas.

La u

Es la última del menú.
Tu tururú tururú.
Entera la tienes tú.

Nana para dormir a una vampira

Duérmete,
vampira mía.
Duérmete
que ya es de día.

Duérmete sin inquietud
en tu pequeño ataúd
con la sábana morada,
sin tener miedo de nada.

Ten sueños muy apaciblesKezzin Waits - 13
con murciélagos horribles,
cementerios, sepulturas
y noches negras y oscuras.

Duerme mientras brille el sol
con mi nana en si bemol
y tu pijama de andrajos,
sin pensar nunca en los ajos.

Y cuando a las doce y cinco
te despiertes dando un brinco,
te daré, bebé llorón,
sangre fresca en biberón.

Duérmete,
vampira mía.
Duérmete
que ya es de día.

El retrete

No es sofá ni un banco,Botero - el baño (1989)
es un asiento blanco
en el que todo el mundo
-monarca o vagabundo-
pone las posaderas
de la misma manera.

El que llega y se sienta
hace lectura atenta,
con gran concentración,
del bote de jabón:
“Gel dermotolerante,
suave e hidratante…”

Mas la paz del sedente
se rompe bruscamente,
con ruido de galerna,
al darle a la cisterna
del trono con boquete
al que llaman retrete.

Ilustración: Botero, “el baño” (1989)

CARMEN GILCarmen Gil (Cádiz, 1962) se dedica a la poesía infantil y “quién escribe para niños, sabe que tiene una suerte inmensa. Primero porque la sonrisa de un niño es un regalo impagable y, segundo, porque puede colocarse muchos vestidos y eso a Carmen Gil le encanta. Ella sabe siempre saca la punta necesaria al lápiz y sabe qué debe borrar. La imaginación de un niño es una piedra preciosa sin aristas, e incluso, en ocasiones son ellos mismos los que quitan la venda de sus ojos. Ellos siempre corren con mayor velocidad, ellos lanzan muchas más piedras que nosotros, con ese tirachinas de sus ojos. Un escritor construye un puente, pero un niño –lo que no debería sorprendernos- coge al vuelo su mochila y lo atraviesa sin dudarlo; no importa el disfraz que nos hayamos puesto, él sabe más, el siempre crea su dibujo, si hemos sabido sacarle punta al lápiz con eficacia” (M.C.  Moreno)

En su página Web os aguardan un montón de sorpresas: http://www.poemitas.com/

2 comments on “Poesía infantil de Carmen Gil

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s