realismo sucio: la ingravidez de la anodina existencia. Poemas de Karmelo Iribarren

LOS DIAS NORMALES

Llegan
y se van
sin dejar rastro,
y tú los ves
alejarse
sobre los tejados
-y con ellos
los años-,
y apenas sientes nada,
o sientes algo,
vago,
que no sabes
descifrar…
Son los días normales,
de diario,
los que parece que pasan de largo,
los asesinos
del amor.

 

CUANDO ES TARDE O DEMASIADO PRONTO Y ADEMÁS PARA QUÉ

Lleva un rato
despierto,
tirado
entre las mantas,
con la tele
sin voz.
Al fin,
como quien da
a la llave
de contacto,
enciende
un cigarrillo.
Se levanta. Mira
por el cristal:
una pareja
acelerando el paso
ante lo que parece
un inminente
chaparrón.
Aquí y allá
van encendiéndose
las luces.
En el reloj
de su muñeca
son las seis.
Vuelve a tumbarse.
Fuma. Enreda
en el dial.

Las tres ilustraciones pertenecen a Ilkekutlay.

La poesía de Karmelo C. Iribarren (San Sebastián, 1959), realista y coloquial, trata sobre las escenas de la vida cotidiana.

«Lo que hace única la obra de Iribarren es su radicalidad en el despojamiento, su falta de concesiones y su valentía para enfrentarse al poema sin ninguna de las viejas herramientas, teniendo que forjarse otras nuevas».

 El realismo sucio es un movimiento literario estadounidense surgido en los años 1970 que pretende reducir la narración a sus elementos fundamentales.

Se trata de una derivación del minimalismo que tiene características propias. Al igual que aquél, el realismo sucio se caracteriza por su tendencia a la sobriedad, la precisión y una parquedad extrema en el uso de las palabras en todo lo que se refiera a descripción. Los objetos, los personajes, las situaciones deben hallarse caracterizados de la manera más concisa y superficial posible. El uso del adverbio y la adjetivación quedan reducidos al mínimo.

En cuanto a los personajes típicos, se tiende a retratar seres vulgares y corrientes que llevan vidas convencionales,

En Iribarren, como en otros escritores encuadrados en el «realismo sucio», hay una actitud humanista y moral, no moralizante, que se despliega en una doble mirada, solidaria y crítica, con la que levanta acta de un mundo gris, hiriente casi siempre, en el que sólo el amor o los queridos seres familiares ofrecen consuelo, una tabla de salvación, motivos para vivir.

2 comments on “realismo sucio: la ingravidez de la anodina existencia. Poemas de Karmelo Iribarren

    • Lo celebro; en blocdejavier han ido apareciendo unas pocas y hay ya más de una docena preparadas. Se me acumula el material, especialmente de este autor que he descubierto hace poco y me parece asombrosamente sencillo y profundo. Exquisito.

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s