La parábola de los ciegos (Brueghel, 1568)

“Ojo por ojo y todo el mundo acabará ciego” (Gandhi)

La parábola de los ciegos (1568) se basa en un dicho de Jesucristo que aparece en los Evangelios (“Dejadlos: son ciegos que guían a ciegos. Y si un ciego guía a otro ciego, los dos caerán en el hoyo”).

Sólo la desgracia se puede esperar cuando un ciego guía a otro ciego.  Una hilera de ciegos, grotescos, ridículos, se siguen unos a otros, con los ojos secos y las cabezas en alto; hay seis ciegos que caminan uno delante de otros. Un guía, también ciego, los precede y cae en un agujero. El siguiente ciego se tambalea por encima del primero. El tercero, conectado con el segundo, sigue a sus predecesores. El quinto y el sexto aún no saben lo que está pasando, pero al final acabarán cayendo también en el agujero. 

Los ciegos recorrían el país en pequeños grupos de mendigos, y nunca faltaban en las cales. Brueghel los pinta sin mostrar la menor compasión, pero con tal exactitud que un médico podría diagnosticar en cada caso su ceguera: el de la izquierda padece leucemia en la córnea, el de la derecha catarata negra; al ciego de que se desploma le sacaron los ojos, quizás para castigarlo o tal vez en una riña. 

La ceguera humana a la que se refiere Brueghel es de naturaleza moral.

Esta obra de James Christensen, “blind leading the blind” (2007) puede interpretarse como una revisión actualizada de la parábola de los ciegos.  O en esta otra de Robert Sherer, “precipice”,  de atmósfera inquietante.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s