Amores cotidianos (6): miedo eterno

Nueva propuesta de un extraordinario relato de Maribel Romero Soler cuyo bloc ya he recomendado anteriormente:

Te conocí muerta. Fue cuando me trasladaron del panteón familiar a un discreto nicho en la calle siete, junto al tuyo —el ayuntamiento tenía que acometer obras—. Estabas triste y te quejabas de tu suerte. Yo, como veterano, intenté darte ánimos y me ofrecí a enseñarte el barrio. Al principio desconfiaste, eras nueva en la ciudad del silencio, pero más tarde nos hicimos inseparables. Hemos soportado juntos el frío y la lluvia, la indiferencia y el abandono, las lágrimas insípidas y las flores de plástico. Tranquila, olvida ya ese temor, si él sale de la cárcel yo estoy aquí para protegerte.

Ilustración de Margarita Georgiadis, “the lake” (2011).

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s